HIMNARIO MANANTIAL DE INSPIRACIÓN

---------------------------------------------------------------------

HIMNARIO MANANTIAL DE INSPIRACIÓN



HIMNARIO MANANTIAL DE INSPIRACIÓN



A



B



C



D



E



F



G



H



I



J



L



M



N



O



P



Q



R



S



T



U



V



Y


---------------------------------------------------------------------

1. POR FE



I
Por fe yo sé que mi Dios creó el universo
Las estrellas, la luna, la tierra, y el sol también
//Hizo todos los animalitos,
y en los montes puso arbolitos,
Para que de sus frutos pudiera yo siempre comer//

II
Por fe Noé construyó un arca muy grande
Para que todos los que entraran se pudieran salvar
//Porque llovería tan fuerte
Que las aguas cubrirían los montes
Y los hombres desobedientes se iban a ahogar//

III
Por fe yo sé que Jesús murió por el hombre
Para que bautizado en su nombre se pudiera salvar
//Porque pronto vendrá el gran día
Que su iglesia será recogida
Y los hombres desobedientes al fuego se irán//

2. QUIERO ADORARTE



Digno de Honra, digno de Gloria y de adoración
Rey de los siglos, Dios Poderoso,
Santo Tú eres, Jesús.
Con toda mi alma quiero adorarte
Y exaltarte Señor;
Rindo mi vida, mi vida entera,
Toma mi corazón.

3. SIN TU AMOR



I
Como gota de agua en un cristal,
Como fuego que se apaga lentamente,
Como una canción sin inspiración,
Como un pajarillo herido que se muere,
Si tu mano no me guía yo no tengo dirección,
Si tu aliento me faltara moriría mi corazón.

Coro
No, yo no sé,
Qué sería de mi vida sin tu amor, no lo sé;
Caminando cabizbajo sin saber a dónde voy,
Soportando el peso de mi propio mal.

II
Enjaulado en el silencio y en la pena,
Sintiendo que la angustia me encadena,
No tendría razón de ser, alejado de la fe,
Ignorando tú camino Jesucristo,
Desdichado eternamente sin sentir tu salvación,
Con un traje de miseria, prisionero del error.

III
Huyendo de tu presencia,
Escapando hacia el placer,
Sin tener sosiego ni hallar reposo,
Dime a dónde podría ir, Oh Dios, a quién acudir;
Sólo Tú tienes palabras de vida eterna,
Sólo en ti está la vida y la luz de la verdad,
Y tu Palabra me guía y me da felicidad.

4. HAY PODER EN EL NOMBRE



I
En el Santo Nombre de Jesús
Hay todo poder para librar
De las ataduras del error
Y de las cadenas de maldad.

II
Invocando el nombre de Jesús
Todas las tinieblas huirán
Y podremos ver brillar la luz,
Sabremos por donde caminar.

Coro
//Hay poder en el nombre de Jesús//
En Su Nombre hay victoria:
En el nombre de Jesús.

5. QUIERO LLEGAR



I
Acude, Señor, junto a mí,
No sea confundido jamás;
Los malos quieren que mi vida por siempre
Sea hundida en el fango del mal.

Pero sé que Tú me guiarás
Por sendas de bien y de paz;
Tomando mi mano llevarás mi alma
Hasta mi objetivo alcanzar.

Coro
Yo soy de ti: No me dejes caer en el mal.
Si solo estoy, no me siento capaz de luchar;
Ayúdame, quiero llegar
A la mansión de gozo y paz.

II
A veces siento desmayar
A causa de tanta maldad;
Las pruebas llegan a mi vida
Y siento enseguida la fuerza del mal.

Pero en ese instante tu amor
Me da fortaleza y valor
Y siento en mi alma corrientes de vida
De gracia y de eterno solaz.

6. NUEVO AMANECER



I
Hay un canto de alabanza en el trino de las aves,
En el sol de la mañana que a la luz sus puertas abre
Hay aroma de poema cuando se despierta el día,
Se disipan las tinieblas, resplandece la alegría.

Coro
Habrá un mañana mejor,
Estaremos junto a Dios;
Vendrá un mañana sin fin,
Donde siempre has de reír.

II
En aquel murmullo suave de las aguas presurosas,
En esa sonrisa amable que hace fáciles las cosas,
En el brillo de unos ojos con deseos de vivir,
En la paz que hay en el rostro de aquel que vive feliz.

III
La tristeza y el lamento pasarán en un momento,
Dios limpiará con su mano el llanto que has derramado,
En el brillo de unos ojos con deseos de vivir,
En la paz que hay en el rostro de aquel que vive feliz.

7. TU NOMBRE



I
Tu Nombre es como ungüento
Derramado en mí ser que da vida en mí;
Es un río de agua viva
Que fluye muy dentro saciando mi sed;
Nombre que ha cambiado mi vida,
Dando grato olor para Dios,
Hoy en sacrificio vivo elevo mi voz.

Coro
Vengo a rendirme a tus pies Señor,
Ofreciendo mi corazón,
Quiero entregarte más que una canción,
Mi vida y todo lo que soy,
Razón de vivir me has dado por tu nombre Jesús.

II
Tu Nombre es como roca,
Que afirma mis pies en la cruel tempestad;
Eres mi refugio seguro,
Y en tiempo de guerra Tú eres mi paz;
Nombre que me ha dado la vida,
Seguro y confiado estaré;
Nombre sobre todo nombre, es Tu Nombre Jesús.

8. MENSAJE DE AMOR



I
Si en tu vida no hay paz,
Si mantienes sufriendo y llorando,
Y has pensado tal vez
Que sería mejor si murieras;
Te ha fallado quizás
La persona que tú más querías
Y por esa razón
Ya no quieres saber de la vida.

Coro
Oye el mensaje de amor que te vengo a decir:
Jesucristo amoroso
Quiere cambiar tu vida;
Aunque no quieras creerlo
Él te ama y te quiere ayudar;
Si le entregas tu vida
Él contigo estará.

II
Cuando solo estás
Y en silencio has buscado respuesta
¿Por qué existe el amor
Y también la traición en la tierra?
También Cristo Jesús
Recibió en vez de amor las traiciones
Cuando sólo trató
De ofrecernos amor y favores.

9. GRACIAS POR TODO JESÚS



I
Estoy cierto que Jesús me ama
Y que en la angustia a mi lado se halla,
Por eso prodigo mi alabanza,
Porque el sufrimiento es mi esperanza.
Doy gracias a Dios por la adversidad,
Cuando el enemigo me ataca;
Porque fuerte soy en debilidad,
Sé que me bastará su gracia,
Con tal de salvar mi alma, es capaz
Moldearme con martillo y llama,
Y el diablo podrá mi cuerpo acabar,
Más no podrá matar mi alma.

II
Ten por cierto que Jesús te ama,
Y que Él permite lo que te pasa,
Te aseguro hermano, y hermana,
Que Él contigo hará lo que le plazca.
Hubo una mujer que a Jesús clamó,
Le diera tan sólo migajas,
Y la bendición que dio el redentor,
Fue grande que sanó su casa;
Da gracias a Dios en la adversidad
Cuando sientas que todo acaba,
Y así aprenderás que es sólo en Jesús,
Que debes poner tu confianza.

10. CAÑA CASCADA



I
Tengo una petición para ti, Jesús;
Quiere mi corazón reposar en ti:
Déjame en tu regazo recostarme,
Porque tribulación ha llegado a mí,
Mis ojos están gastados de tanto sufrir,
Los que estaban a mi lado ya se han ido.

Coro
Si mi vida es caña cascada,
No permitas que se quiebre;
Si es pábilo humeante,
Que no se apague;
Porque como el firmamento,
Aún más grande es tu misericordia,
Permíteme que de tu mano,
Fuerte me aferre.

II
Oh, señor Jesús, no tengo a dónde ir;
Sólo Tú tienes palabras que me hacen vivir;
Cual tamo que lleva el viento me han desechado.
En grande oscuridad estoy, no puedo escapar,
Sólo tu santa diestra me dará libertad,
Sólo en Ti, éste, mi ocaso, amanecerá.

11. AL LADO DE TI



I
Al lado de ti, Señor,
Me olvido si triste estoy,
Estando en tu plenitud,
Confío y dichoso voy.
//Jehová me oye en el día de conflicto,
El Nombre del Dios de Jacob me defiende,
Me envía ayuda desde su santuario,
¡Mirad cuán bueno es mi Jesús! //

II
Ahora te alabo Señor,
Porque escondiste estas cosas de sabios,
Las has revelado a mí,
Señor, porque te agradó:
//Un Dios, un Padre, una fe y un bautismo,
Dador de amor y de misericordia:
Jesús: el camino, la verdad, la vida,
Y lámpara, donde no hay luz//

12. CANTO DE ALABANZA



I
Mi corazón entona hoy
Una canción a Jesús mi salvador,
Por eso canto con regocijo
Al Rey que mi vida cambió.
Mi alma alaba a Dios,
Por las bondades que Él tiene para mí;
En las angustias Él me sostiene,
Y por sendas de amor me lleva ¡oh, sí!

Coro
¡Oh Jesús yo te amo!,
Porque Tú me has salvado,
Para siempre has amado al hombre pecador;
Aunque sufra ansiedades a Jesucristo yo tengo,
Aunque pase angustias con Jesús siempre iré.

II
Si en tu vida no encuentras paz,
Recuerda que en Jesús tú la hallarás,
Pues sólo en Él está la vida;
Si en El esperas, Él te sustentará.
Entónale a Cristo hoy
Una alabanza, por su grande amor.
Entrega tu alma y tu confianza,
A Jesús, tu maestro, tu Pastor.

13. ACUÉRDATE DE JESÚS



I
Yo te invito amigo a buscar a Dios,
A cambiar tu alma, a hallar la salvación;
//Si buscas al Señor Jesús, la vida encontrarás,
Pues Él es el camino y la verdad//

Coro
Acuérdate de Jesús,
De lo que ha hecho por ti,
Pues con su sangre en el calvario
Pagó el precio por ti,
Y si te acercas a Él,
Tu alma al fin cambiará
De bendiciones Jesucristo te colmará.

II
No esperes del mundo tener felicidad,
Si cuando estás triste, la espalda te da;
//Recuerda que el Señor Jesús esperándote está,
Confía en su amor y su bondad//

14. SALMO 121



I
Alzaré mis ojos a los montes,
De dónde vendrá mi socorro,
Mi socorro viene de Jehová,
Que hizo los cielos y la tierra.

Coro
Y mi corazón en El confiará,
Porque El librará mi alma de mal;
Nada temeré, pues conmigo está,
No se dormirá el que guarda Israel.

II
El sol no te fatigará de día,
Ni la luna de noche,
Jehová guardará tu salida y tu entrada,
Desde ahora y para siempre.

15. JEHOVÁ MI ROCA



I
Bendito sea Jehová mi roca,
Quien adiestra mis manos para la batalla,
Y mi alma, para las pruebas;
Misericordia mía y mi castillo,
Fortaleza mía, mi libertador,
Escudo mío en quien he confiado,
Aquel que quita el pecado y da salvación.

Coro
¡Oh Jehová! ¿Qué es el hombre
Para que en él pienses,
O el hijo de hombre, para que lo estimes?
Si el hombre es semejante a la vanidad,
Sus días son como la sombra que pasa.

II
Cuando ayer estaba sin Cristo,
Mi alma vagaba muy triste y errante,
Con pesada carga en mis hombros,
Y la mirada fija en el mundo,
Pero ahora con Cristo yo soy diferente:
Mi vida es alegre, Su Diestra me cuida,
Yo te invito mi amigo a que vengas a Él.

16. SALMO 47



//Pueblos todos batid las manos,
Aclamad a Dios con voz de júbilo//

//Porque Jehová, el Altísimo, es temible;
Porque Jehová es Rey sobre la tierra//

El que sacrifica alabanza me honrará,
Y al que ordenare su camino mostraré

//La salvación de Cristo Jesús//

17. SALMO 67



I
//Dios tenga misericordia de nosotros y nos bendiga,
Haga resplandecer su rostro sobre nosotros//
Para que sea conocido en la tierra tu camino,
En todas las naciones tu salvación.

Coro
//Te alaben los pueblos oh Dios,
Todos los pueblos te alaben//

II
//La tierra dará su fruto, nos bendecirá Dios,
El Dios nuestro, bendíganos Dios
Y témanlo todos los términos de la tierra.//

18. CONOZCO UN PODER



I
Conozco un poder
Que todo lo puede hacer:
Al ciego hizo ver,
Y al mudo hablar;
Que hizo el mar,
Los peces que nadan en él:
Todo lo creó
Mi Jesús con poder.

Coro
El hizo al cojo saltar,
Al paralítico, andar,
A las estrellas, brillar,
La tierra, girar.

II
Tú puedes creer
Y entonces también conocer
Ese gran poder
Que puede salvar;
Él puede quitar
El pecado que en el hombre hay;
Él tiene poder:
Como El no hay más.

19. ESCAPA POR TU VIDA



I
Cristo viene pronto por segunda vez,
Dice su palabra que a la puerta está,
En cualquier momento puede suceder,
Ya no queda tiempo para malgastar.

Si tú no estás listo para ir con Jesús,
Día de tinieblas para ti será,
Porque las estrellas no darán su luz,
Y el sol y la luna se oscurecerán.

Coro
La tierra será quemada, y todo lo que en ella hay,
Aquí no quedará nada, todo se terminará
Entrégate a Jesucristo, acepta a tu salvador,
Escucha este llamado que te hace con amor:

¡Escapa por tu vida hoy!,
No pierdas un momento más,
De prisa debes ir andando
Que se está acabando la oportunidad.

II
¿Qué será del hombre que no tiene a Dios
Después de haber conocido la verdad
Y ha pasado el tiempo sin obedecer,
Porque en el pecado ha preferido estar?

Si el justo se salva con dificultad...
¿Qué esperanza tienen los que no lo son?
Es mejor que pienses con sinceridad
Y hagas ahora mismo una decisión.

20. PADRE SANTO



I
Padre santo, yo estoy aquí,
Recordando en tu memoria,
Tantos triunfos y victorias,
Que en tu Nombre conseguí.
Más no alcanzo a comprender,
Esa forma en que me amaste,
Que hasta tu gloria dejaste,
Por salvarme a mí.

Coro
Te costó la vida darme la vida,
Sufriste la muerte por darme amor,
Por tus llagas sanaron mis heridas,
Y le diste gozo a mi corazón.
Tornaste mi llanto en alegría,
Pusiste en mi boca nueva canción,
Corona de gloria no merecía,
Pero Tú me diste la salvación.

II
Ahora vivo sólo para Ti,
Y mi alma te alaba,
Del pecado no es esclava,
Porque Tú vives en mí,
Te doy gracias por la fe,
Y el perdón de mis pecados,
Que me diste Cristo amado,
Al resucitar.

21. POR TI COLOMBIA



El Señor llenó a Colombia
De belleza natural,
Nuestra tierra es productiva,
Nuestra raza inteligente,
De cultura muy especial;

Pero nuestros compatriotas,
En regiones diferentes,
De cualquier clase social,
Viven tristes situaciones,
Porque hay muchos corazones,
Poseídos por el mal;
Llenos de contradicciones,
Y aunque hay muchas religiones,
No conocen la verdad.

Coro
Como todo cristiano a Cristo yo clamo,
Me dé la oportunidad
De tenderle mi mano a cada colombiano
Que vive en la adversidad.
Desde la Guajira hasta el Amazonas,
Me deje llevar,
//El mensaje de fe, el mensaje de amor y esperanza//

Para que los hombres de mi nación
Abramos todos el corazón
A Jesucristo, Rey y Señor de nuestras almas;
Para que teniendo su bendición,
Vivamos todos en comunión,
Cantando alegres por el poder de su Palabra.

22. EN LA CASA DE CRISTO



Cuando estoy en la casa de Cristo
Yo me siento muy feliz,
Porque siento su gozo inefable
Que me hace sonreír,

Y no quiero dejar de alabarle
Y no quiero dejar de venir,
A la casa de Dios a escucharle
En la Escuela Dominical.

23. A JEHOVÁ LA GLORIA



I
//Dad a Jehová la gloria y el poder//
//debida a su nombre//
Adoradle solo a Él.

II
//Cuán grande es El, su amor nos demostró//
Nos ha perdonado de nuestros pecados,
¡Aleluya, Gloria a Dios!

24. AYÚDAME SEÑOR



Ayúdame Señor para seguir marchando,
Tras tus pisadas voy, yo quiero ir cantando,
Ayúdame Señor para seguir marchando,
Tras tus pisadas voy, no importa si llorando.

Porque en el nombre de Jesús yo venceré
Y llevaré así mi cruz
Porque en el nombre de Jesús yo venceré
Y llegaré hasta el final.

25. ÉL ME VA A ENSEÑAR



A la escuela bíblica vengo con amor,
Porque Jesucristo vino y me invitó.
Cosas muy hermosas Él me va a enseñar,
En la Escuela Bíblica Dominical (Vacacional):

Cómo ha creado todas las cosas,
Él me va a enseñar...
Los pajaritos, las mariposas,
Él me va a enseñar...
Cómo hizo el cielo y los luceros,
Él me va a enseñar...
En la Escuela Bíblica Dominical (Vacacional)

26. ACUÉRDATE DE TU CREADOR



I
Acuérdate joven de tú creador,
En los días de tu juventud,
Antes que vengan los días malos,
O antes que mueras tú.

Coro
Antes que se oscurezca el sol,
Las estrellas y la luna,
Antes que vuelvan las nubes tras la lluvia,
Antes que vuelva Jesús.

II
Quita de tu corazón el enojo,
Y aparta de tu carne el mal,
Porque la adolescencia se termina,
Y la juventud es vanidad.

27. MI AMIGO IDEAL



I
Dios me ayudará al clarear la mañana;
Al salir el sol que se asoma en mi ventana
Puedo oír su voz que me dice: “No temas,
Yo estoy contigo, yo soy tu amigo”.

Vuelve a repetir esas mismas palabras,
Y mi corazón va sintiendo la calma
Al oír su voz que me dice: “No temas,
Yo estoy contigo, yo soy tu amigo”.

Coro
Yo sí tengo un amigo ideal
Que me ama y me sabe cuidar,
Y su nombre no lo puedo negar
Es Jesucristo, es Jesucristo.
Es Jesucristo (final)

II
Dios me ayudará al correr de los tiempos,
En la soledad, en el frío y el silencio
Puedo oír su voz que me dice: “No temas,
Yo estoy contigo, yo soy tu amigo”.

Vuelve a repetir esas mismas palabras,
Y mi corazón va sintiendo la calma
Al oír su voz que me dice: “No temas,
Yo estoy contigo, yo soy tu amigo”.

28. CRISTO TE AMO



I
Oh Señor gracias te doy
En este nuevo día,
Por un año más de vida,
Por tu gracia y por tu amor,
Oh Señor gracias te doy,
Por haberme salvado,
Y por haberme dado un año más,
Gracias te doy, Señor.

Coro
Cristo te amo,
Te amo, te amo, te amo.
Cristo te amo,
Nada en el mundo es mejor

II
Oh Señor gracias te doy
Por haberme redimido,
Por haberme permitido,
El gozo de tu amor,
Esta paz que siento yo
Y que muchos han querido
Encontrar y no han podido,
Tan sólo Tú la das, Señor.

29. TE QUIERO SEÑOR



I
Te quiero Señor, te quiero;
Te quiero porque hay razón,
De amarte con toda el alma,
La mente y el corazón.

Te quiero Señor, te quiero,
Y por siempre te querré,
Mi vida sin ti no es nada,
Sin ti nada puedo hacer.

Coro
Sin ti la vida se me va
Como la niebla que se pierde,
Sin ti yo semejante soy,
Al ave que se va y no vuelve.

II
Te quiero Señor, te quiero,
Te quiero porque hay razón,
Por mí entregaste tu vida,
Siendo yo un vil pecador.

Te quiero Señor, te quiero,
Y por siempre te querré,
Mi vida sin ti no es nada,
Sin ti nada puedo hacer.

30. LA MÁS HERMOSA



I
Como una novia pura,
La Iglesia de Cristo
Esperando al esposo,
Alerta ha de estar;
Sin mancha y sin arruga,
//Vestida de blanco//
Esperando al esposo tiene que estar.

Coro
Ella es la rosa la más hermosa,
La preferida de Cristo;
Es la perfecta, es la paloma,
La redimida de Dios,
Está esperando que vuelva un día,
Y la colme de su amor. (Bis)

II
De todas las mujeres
Tú eres la más bella,
Y entre las doncellas
No hay otra mejor,
Porque has sido comprada
Con la sangre de Cristo,
Que fue derramada un día en el calvario,
Sólo por su amor.

31. CRISTO QUIERE SALVARTE



I
Hoy mi Señor esperando
Con su paciencia infinita
Llena de misericordia,
Regó la tierra con su gracia;
Está buscando un perdido,
Alguien que quiera venir a Él,
¡Hermosa noche de gracia,
Día de salvación!

Coro
Mi Cristo quiere salvarte, (ven a Él)
Mi Cristo quiere sanarte, (ven a Él)
Hoy es el día aceptable,
Día de gracia, ven a Él.

II
¿Sí te han dicho que Cristo
Llevó tus culpas en sus espaldas,
Allá en la cruz del calvario,
Donde por amor murió?
Y te dejó este mensaje,
Que hoy te canto en mi canción:
¡Hermoso día de gracia, día de salvación!

32. SI FUERAS AL CAMPO



I
Si fueras al campo podrías mirar
Las flores marchitas al pasar;
Mirando la hierba podrías pensar,
Que mucho trabajo tú tendrás.

Si vez al perdido háblale de Dios,
Cuéntale lo grande de su amor,
Seremos amigos al comenzar
En esta bella labor.

Coro
Los campos están blancos,
Y los obreros: ¿Dónde están?
Tú y yo podemos ir a trabajar:
Hay muchas almas por salvar.

II
Salí por el campo, miraba un lugar,
Las flores hermosas al pasar,
La hierba crecía su aroma sentía;
En mi corazón hay alegría.

Le digo a mi amigo, también a mi amiga,
Les cuento que Cristo me salvó,
Yo estaba perdido y El me encontró,
Ahora soy fruto de su amor.

33. VIVO FELIZ



//Yo vivo feliz porque tengo a Dios,
Y aunque sea un niño, yo soy un vencedor//

Puedo levantar mis manos y alabar,
Puedo cerrar mis ojos y orar,
Puedo leer la Biblia y aprender,
Porque quiero vencer.

Por eso vivo feliz, ¡feliz!
Porque tengo a Jesucristo
Y nada es contra mí.

34. SOLO QUIERO ADORARTE



Dame Señor un cántico nuevo,
Quiero ser un verdadero adorador,
Toma mi voz como instrumento
De adoración.

//Sólo quiero adorarte//
Sólo quiero que mi vida,
Esté rendida a tus pies (bis).

35. JESUCRISTO, UNICO SEÑOR



Es Admirable, Victorioso, Príncipe de paz;
Desde el principio es Jesucristo // el único Señor//.

Por siempre declararé, la grandeza del Señor,
Al principio Él nos creó, a su imagen y semejanza,
Luego se hizo carne y al mundo vino la luz,
Y aunque el mundo le rechazó, Él murió en la cruz.
Él es el mismo ayer y hoy y por los siglos lo será,
Estando en su presencia yo he de celebrar.

36. NO HAY DIOS COMO MI DIOS



I
No hay Dios como mi Dios,
No lo hay, no lo hay;
No hay Dios, como mi Dios,
No lo hay, no lo hay,

Coro
//No hay otro como mi Dios,
No hay otro, no lo hay//.

II
El que hizo los cielos y la tierra,
El sol y las estrellas, la luna y mucho más;
El que hizo las flores y las aves,
Los árboles del bosque y muchas cosas más.

37. SALMO 150



Coro
Todo lo que respira, alabe a Jehová,
Todo lo que respira alabe a Jehová (Bis)

I
Alabadle en su santuario,
Alabadle en su magnificencia;
Alabadle por sus proezas,
Alabadle por su grandeza.

II
Alabadle a son de bocina,
Alabadle con arpa y salterio;
Alabadle con cuerdas y flautas,
Alabadle con címbalos resonantes.

38. YO ME QUEDO CON EL DIOS DE ELIAS



Coro
//Yo me quedo con el Dios de Elías//
Yo me quedo con el Dios de Elías,
Porque éste con fuego respondió.

I
//A los baales ¿quién les respondió?//,
A los baales ¿quién les respondió?
// ¿Quién? ¿Quién?, nadie//

II
//El que responda con fuego es Dios//
El que responda con fuego es Dios,
El de Elías con fuego respondió.

39. TE VOY A PREGUNTAR



Óiganme niños, porque voy a preguntar
Pero me responden de la Biblia sin dudar
Si no has estudiado te podrás avergonzar
Pero si lees la Biblia te voy a felicitar.

¿Quién fue el niño de la arquilla
Caudillo de Israel? (Moisés)
¿Quién fue el niño del pesebre
Que una estrella lo alumbró? (Jesús)
¿Quién es el niño de la Iglesia
Pequeñito y cantor? (ese soy yo).
¿Quién vivía allá en el templo
Que su madre lo ayudó? (Samuel)

Así quiero yo servirle al Señor
Como hizo Moisés cuando Dios lo mandó
Como el Rey David que un gigante derrotó
Como el niño Samuel que su madre lo ayudó.

40. UN TOQUE DE TU GLORIA



Dale un toque de tu gloria Señor,
A esta reunión, a esta reunión;
Dale un toque de tu gloria Señor,
A esta reunión. Amén.

Edifícame, santifícame,
Y enséñame Señor Jesús;
Aliméntame, fortaléceme,
Dame un toque de tu gloria, Señor.

41. OH SI YO QUIERO SEÑOR



Oh si yo quiero Señor,
Que tú me llenes;
Oh si yo quiero Señor,
Que me llenes de poder.
Lléname hoy, de tu Santo poder,
Llena este vaso, de ese don celestial.

42. UN NIÑO NOS ES NACIDO



I
Un niño nos es nacido,
Hijo nos ha sido dado;
El principado sobre su hombro,
Y su nombre es admirable.

Coro
Consejero y Dios fuerte, príncipe de paz,
Padre eterno y soberano, príncipe de paz,
Emanuel Dios con nosotros, príncipe de paz.

II
El mismo que el cielo formó,
Aquel que la tierra creó;
Un día pasó por aquí,
Como un niño en Belén.

43. POR LA FE CAYÓ EL MURO DE JERICÓ



Sin fe es imposible agradar a Dios, a Dios,
Y todo lo que vamos a hacer, debe ser con fe.

Más el justo por la fe vivirá, vivirá por fe;
Por la fe cayó el muro de Jericó, de Jericó, de Jericó;
Siete vueltas le dieron a Jericó, a Jericó, a Jericó.

44. SODOMA Y GOMORRA



I
Sodoma y Gomorra fueron destruidas
Por mucho pecado y abominación
El hombre y la bestia no eran diferentes
Sodoma y Gomorra unieron sus fuerzas
Para hacer el mal
En su corazón no se arrepintieron,
Les tocó sufrir el castigo de Dios.

Coro
Pero Dios en su gran misericordia
Nos abrió la puerta el reino de Dios.
Pero Dios en su gran misericordia
Quiere que los hombres tengan su perdón.
// Para esto envió a su hijo al mundo,
Para que creyendo tengan salvación//

II
El hombre sin Cristo anda en sus deseos,
Pecado y tinieblas, loco desenfreno,
Rechazando a Cristo que ofreció su vida,
Para darnos vida y para librarnos de condenación
Tú, que escuchas hoy, si a Jesús no aceptas
Tendrás que sufrir el castigo de Dios.

45. AMERICA CRISTO TE AMA



I
La esperanza es Jesús,
Para la humanidad;
En América resplandeció,
Esa luz de salvación;
Que nos une como a hermanos,
Sin fronteras en amor.

Coro
América, América,
Te ama el Salvador;
América, América,
Unida en el amor,
América, América,
Jesús te salvará;
América, América, América.

II
En América el Salvador
Un pueblo formará;
Desde norte, centro y sur,
Un pueblo solo habrá;
Sin fronteras, como hermanos,
Por la luz de la verdad.

46. ¿QUIÉN ES AQUEL?



I
¿Quién es aquel, que hasta el mar le obedece?,
¿Quién es aquel, quién es aquel?
¿Quién es aquel, que las olas y el viento,
Oyen su voz y obedecen también?

Coro
Este el mismo que al mar le dijo,
Hasta aquí llegarás y no pasarás;
//El viento y el mar y las olas también
Saben reconocer esa potente voz//.

II
¿Quién puede hacer, este grande milagro:
Multiplicar panes y peces?
¿Quién es aquel que a los muertos da vida?,
Es el Eterno gran Yo Soy.

47. PADRE NUESTRO



Padre nuestro que estás en los cielos,
Santificado tu Nombre es,
Rey de los cielos, Señor, te adoramos,
Haznos sentir tu presencia Señor.

Aquí, Señor y Dios,
Rendido a tus pies
Delante de Ti,
Postrado en tu presencia estoy.

48. ENGRANDECED AL REY DEL UNIVERSO



Engrandeced al Rey del universo,
A El yo quiero cantar,
A El yo quiero adorar,
Porque Él ha hecho grandes maravillas,
A El yo quiero servir
Con toda mi alma.

Mi vida es tuya, Señor,
Sin ti no puedo vivir,
Todo se mueve por ti,
Eres mi todo.

49. LA IGLESIA LE CANTA



Esta iglesia le canta y adora,
Al eterno Señor de señores;
Esta iglesia tributa alabanza,
Al que vive por la eternidad.

//Bendito Dios, Padre Santo, te adoramos//
//Rey de los cielos,
Rey de la gloria;
Rey de los siglos,
Recibe la adoración.//

50. CUANDO JESUS DESCIENDA



I
Cuando Jesús descienda
Al mundo otra vez,
Vendrá a juzgar al mundo
De toda su maldad;
Cuando en el firmamento
Se vea el resplandor,
La tierra temblará,
Los árboles caerán,
Y el sol no alumbrará.

Coro
Su iglesia estará,
En las nubes diciendo:
¡Bienvenido, Rey Jesús!
¡Amén! (bis)

II
Los que le rechazaron
Tendrán que lamentar
Al ver al Rey de gloria
Que viene con poder;
Su pueblo redimido
Allí se gozará,
Porque se irá a morar
Con Cristo mi Jesús
Por la eternidad.

51. AHORA SOY FELIZ



I
Vagaba por el mundo
Sin saber dónde ir
Hasta que un mensajero
De Dios me guió a la luz.

Coro
Como un rayo de luz,
Su palabra gloriosa
Llegó a mi corazón
Con tanta bendición,
Que me pudo salvar.

Ahora soy feliz,
Porque puedo llegar,
A aquel bello país,
De amor y santidad,
Donde mora mi Dios

II
Ahora soy feliz
Con Cristo mi Jesús,
Porque El salvó mi alma
De la condenación.

52. CANTO DE GRATITUD



I
//Un canto llevo en mi pecho,
Un canto de gratitud//;
//Al Señor le entregué todo,
Todito mi corazón//

Coro
Al Señor le entregué todo mi ser
Al Señor le debo lo que ahora soy;
//Mirándome desde arriba,
En el calvario él me salvó//

II
//La gracia de Dios me ha hecho
Cambiar y vivir mejor//
//Ahora tengo paz y gozo
Por la gracia del Señor//

III
//La vida que tengo ahora,
Se la debo a mi Señor//;
//El mirando desde arriba
Con ojos de compasión//

53. NO PUEDO CALLAR



I
Hoy canto a mi Señor,
Porque El me redimió
Y del pecado ya
Me libertó.
Mi vida El cambió,
Me dio su salvación;
Alegre canto, a mi Jesús.

Coro
No puedo yo callar
Que Cristo me salvó
Cuando en la cruz murió
Mi redentor
Ahora soy feliz,
Porque a la gloria voy:
Por Jesucristo podré entrar.

II
Hermanos en la fe
De mi Señor Jesús,
Cantemos al Señor
Una nueva canción,
Démosle gracias hoy,
Porque nos dio el perdón;
Y ya con Cristo seguro estoy.

54. QUE SEAS FELIZ



I
En tu cumpleaños quiero desearte
Muchas bendiciones del Padre de luz;
Que el Señor te ayude, te dé larga vida,
Y que goces siempre de buena salud.

Coro
//Que seas feliz, que seas feliz,
En tu cumpleaños//. (Bis)

II
En tu cumpleaños, quiero desearte
Muchas bendiciones de parte de Dios.
Déjame estrecharte y felicitarte
En tu cumpleaños;
¡Que seas feliz!

55. TU ERES TODO



I
Santidad hay en el nombre de mi Señor,
Cada vez que lo pronuncio
Siento algo hermoso en mí ser;
Y mi espíritu se eleva llegando ante ti,
No puedo pensar en nada,
Sólo pienso en ti Jesús.

Coro
Tú eres mi razón de ser,
Eres la luz de mí existir,
Eres el sol que brilla en mí,
Eres la roca de mi fe,
Eres principio y el fin,
Eres “El Gran Yo Soy” y Rey.
Señor de los señores
Tú eres todo en mí.

II
Nunca me había sentido tan cerca de ti;
Eso me da alegría y a la vez me da temor.
Dónde estás lo cubres todo con tu resplandor;
No hay razones para nada Tú eres mi única razón.

56. ESTE MUNDO PASARA



I
Este mundo pasará,
Y todo terminará,
El placer se acabará,
Y la angustia reinará. (Bis)

Coro
Huye, huye, de la ira del Señor,
Huye, huye, de los juicios del Señor.

II
Si tú quieres escapar
De la ira del Señor,
Ven a Cristo el Salvador
Y seguro estarás. (Bis)

III
Si tú quieres escapar
De la gran tribulación,
Solo tienes que creer
En Jesús el Salvador. (Bis)

57. ¿QUÉ ESTÁS HACIENDO?



I
¿Qué estás haciendo,
Amado hermano
Por esa vida espiritual?
No la descuides,
Ni te entretengas
En cosas vanas,
Que pasarán.

Coro
Si acaso mengua tu fe,
Procura no desmayar,
No juegues con el amor
Del Salvador
Sé diligente aquí,
No vayas a resbalar,
Para que otro no te quite tu lugar.

II
Si estás muy débil,
Clama al cielo:
Dios te responde,
Podrás andar.
Si estás cansado
Y fatigado,
Dios te da fuerzas
Para triunfar.

58. EL SEÑOR VENDRÁ OTRA VEZ



I
El Señor Jesús me dijo que vendría otra vez,
Pero hay muchos que no saben que el Señor Jesús vendrá,
Es por eso que anunciamos que el Señor Jesús vendrá,
Para que los que no saben se preparen desde ya.

Coro
Escucha amigo la voz,
Esto no es un cuento de hadas;
El que no quiera creer,
Va a tener que lamentar;
El Señor pronto vendrá
Y se llevará a su pueblo;
Entonaremos allá
La canción de salvación.

II
En Mateo veinticuatro verso treinta dice así:
Que el Señor Jesús regresa en las nubes otra vez.
La venida del Maestro a las puertas cerca está,
Es por eso que debemos prepararnos desde ya.

59. MISIONERO QUE VAS



I
Misionero que vas
Por el mundo diciendo que Dios es amor;
Es aquel que pregona,
Llevando el mensaje de la salvación.

Coro
Misionero, por el mundo
Vas llevando las nuevas de paz;
Por las calles y los campos,
Anunciando que Dios es amor.

II
Misionero que vas,
Como enviado de Dios anunciando la paz,
Que el Señor te bendiga, te guarde y te ayude,
Esa es mi oración.

III
Misionero que vas
Anunciando a las almas las nuevas de paz;
No desmayes y anuncia que Cristo te ayuda;
Contigo Él está.

60. MAESTRO



Cuando Cristo Jesús en la barca
Procuraba el sueño conciliar
De repente la mar se enfurece;
Sus discípulos claman a Él;
El Maestro reprende los vientos
Y al momento la calma volvió,
¿Quién es este que el mar le obedece?
A su voz hasta el viento cesó;
Él es Dios manifestado en carne
Soberano Creador y Señor

Coro I
¡Maestro, Maestro
La barca puede naufragar!
¡Maestro, Maestro
Despierta y sálvanos ya!

II
Nuestra vida cual barca navega
Y las pruebas son cual tempestad
Sé muy bien que mis fuerzas no bastan
Y que solo no puedo llegar;
Pero a Cristo yo clamo seguro
De que en todo me puede ayudar
No hay luchas ni pruebas que puedan
Su poder opacar ni agotar
A su voz se deshace el problema
Toda angustia y dificultad

Coro II
¡Maestro, Maestro
Mi barca puede naufragar!
¡Maestro, Maestro
De tu mano yo quiero andar!

61. AQUI SE CANTA



I
Aquí se canta, aquí se adora,
Aquí le damos la gloria al Señor;
Aquí sentimos su gloria santa;
Aquí sentimos la presencia del Señor.

Coro
//Donde está el Espíritu de Dios,
Allí siempre hay libertad;
Donde está el Espíritu de Dios,
Podemos testificar//.
//Aquí se canta, aquí se adora,
Aquí le damos la gloria al Señor//.

II
Los cojos andan, los mudos hablan;
Porque en el nombre de Jesús sólo hay poder.
En ese nombre fui bautizado,
He recibido el Espíritu de Dios

62. JESÚS ES DIOS



I
Antes que hubiera cielo,
Jesús era Dios;
Antes que hubiera tierra,
Jesús era Dios;
Antes que hubiera sol,
Jesús era Dios;
Antes que hubiera luna,
Jesús era Dios.

Coro I
//El creó las estrellas,
Y los mares también;
Las montañas y valles,
Y los ríos también//.
//Gloria, gloria a su Nombre
Por los siglos. Amén//

II
Cuando llegó a Belén,
Jesús era Dios;
Cuando al mar furioso,
Jesús reprendió;
Le obedeció el viento,
Porque Él era Dios;
Cuando formó al hombre,
La vida le dio.

Coro II
//Él es dueño de todo,
Para Él lo creó;
Él es Dios en el cielo,
En la tierra también//.
//Gloria, gloria a su nombre
Por los siglos. Amén//

63. MANSIÓN DE LUZ



I
Hay una mansión de luz donde quiero llegar,
Donde habita mi Jesús; allí quiero vivir.
Con los ángeles allá, yo por siempre estaré,
Y allí entonaré esta dulce canción:

Coro
Gloria, gloria,
¡Aleluya, gloria a Dios! a nuestro Rey,
Amén, amén.

II
¡Qué felicidad será cuando estemos allá,
Junto al trono de mi Dios! ¡Qué glorioso será!
Alabando al Redentor por la eternidad,
Yo por siempre allí estaré alabando a mi Rey.

64. CRISTO LA ROSA DE SARÓN



I
Cristo es la Rosa de Sarón,
Cristo es el todo para mí;
Amarle a Él con todo mi ser,
Sentir su presencia en mi vida es vivir.

Coro
Cristo es mi guía en mi camino,
El me guarda siempre donde voy;
Andar con Él es muy especial;
No hay otro en el mundo como amigo fiel.

II
Cristo es la esperanza para mí,
Cristo es mi dulce Salvador;
Servirle a Él es mucho mejor,
Cantar la grandeza de su gloria y poder.

65. TU MANO, POR FAVOR



I
En el momento de luchas y pruebas, mi Cristo
Su mano me da;
Y cuando llega a mi vida tristeza, amargura,
Su mano me da.

Coro
Dame tu mano poderosa, Señor,
Dame tu mano poderosa, Señor;
Y cuando llegue a mí la tentación, (la dificultad)
Tu mano Señor, tu mano. (Bis)

II
Y cuando llega a mi vida el momento de crisis,
Su mano me da;
Y si el maligno me quiere apartar, de la senda,
Me libra del mal.

III
Y cuando llega a mi cuerpo dolencias terribles
Por la enfermedad,
Invoco el nombre glorioso del Cristo bendito
Y me da sanidad.

66. LA IGLESIA SE PREPARA



I
La iglesia se está preparando
Y está trabajando a todo vapor;
El tiempo que queda es muy corto,
Por eso hermano no debes dormir;
El día glorioso se acerca,
Y nadie lo sabe, ni cuándo será;
//Debemos estar preparados,
Porque no sabemos cuándo será//.

Coro
Cristo viene, Cristo viene,
Cristo viene su iglesia a llevar;
Si no estás preparado tendrás que llorar.
Cristo viene su iglesia a llevar.

II
El día de Cristo se acerca,
Por eso el mundo está como está,
El costo de vida encarece,
La iglesia lo siente y sabe esperar,
Hay muchos que ignoran el tiempo,
Y las profecías de nuestro Señor.
//Debemos estar preparados,
Porque no sabemos cuándo será//

67. REDIMIDOS POR JESÚS



I
Por la sangre de Jesús en el calvario,
Redimido fui, redimido;
Y por ese inmenso amor en el calvario,
Rescatado fui, rescatado.

Coro
Redimido fui, redimido,
Redimido en el calvario.
Rescatado fui, rescatado,
Rescatado por Jesús.

II
Por la gracia de mi Dios en el calvario,
Fui salvado, fui salvado;
Y por ese sacrificio del calvario,
Fui lavado, fui lavado.

III
Y por ese inmenso amor en el calvario
Fui salvado, fui salvado;
Y lavado por la sangre del Cordero,
Perdonado fui, perdonado

68. CAMINO A SION



I
Vamos caminando hasta llegar a Sión,
A mi mansión, a mi mansión;
Y si persevero hasta llegar allá,
Veré la gloria del que me lo prometió.

Coro
Y cuando llegue a la ciudad de Sión,
Me quedaré, me quedaré.
Y yo no pienso regresar jamás,
Nunca jamás, nunca jamás.

II
Tengo la esperanza de llegar a Sión,
A mi mansión, a mi mansión;
El que me la prometió conmigo va,
Conmigo va hasta llegar a la mansión.

69. CAMINO DE SANTIDAD



I
El camino que lleva a la gloria,
Camino de vida y de santidad;
Se le llama la senda del justo,
Camino derecho, camino de paz.

Coro
//Camino de santidad//
//El que anda por este camino
Por torpe que sea, no se extraviará//

II
No hay leones, ni fieras, ni muerte,
Porque es el camino de la santidad;
El que anda por este camino,
Verá la hermosura del Rey Jehová.

III
El Señor Jesucristo nos dijo:
Yo soy el Camino, la Vida, y Verdad;
El que va por la senda de Cristo,
Por torpe que sea, no se apartará.

70. RENDIDO A SUS PIES



I
Me he entregado con todo a mi Cristo,
Le he entregado mi vida al Señor;
Y rendido a sus pies cada día,
Es mi anhelo rendirme ante El.

Coro
El rendirme a sus pies me da aliento
Y humillarme ante El me da paz;
Cada vez que me rindo me quita
Toda mancha de mi corazón.
Ríndete a él, ríndete hoy,
Abre la puerta de tu ser;
Ríndete a él, ríndete ya,
Si te rindes su gloria verás.

II
Si creemos, su rostro veremos;
Sin rendirnos, no habrá santidad;
Si me humillo ante su presencia,
Si le busco, su gloria veré.

71. CÁNTALE A JESÚS MI SALVADOR



I
Cántale a Jesús, mi salvador,
Melodías a mi Rey;
Cántale con todo el corazón,
A Jesús mi salvador.

Coro
Aleluya, aleluya,
A mi amante salvador,
Que es el Rey de los reyes,
Que me vino a libertar.

II
El vendrá muy pronto a levantar,
Una iglesia limpia y santa;
Todos los que han creído en El,
El Señor los llevará.

72. EL PODER DE LO ALTO



I
He sentido el poder de lo alto,
He sentido la presencia de Dios;
He encontrado lo que mi alma buscaba,
He encontrado un remanso de paz.

Coro
Lloré en su santa presencia cuando me encontraba
Rendido a sus pies;
Sentí el calor de su gloria cuando humillado
Su rostro busqué (Bis)

II
He sentido la presencia de Cristo,
Nuevas lenguas el Señor me hizo hablar;
Hoy mi vida está llena de gozo
Por la obra del Señor en mi ser.

73. DEJAME ADORARTE



I
Déjame sentir tu presencia santa,
Tu presencia santa yo quiero sentir;
Lléname, Señor, de tu gloria santa,
De tu gloria santa lléname, Señor.

Coro
Yo quiero adorarte en espíritu y verdad;
En espíritu y verdad, yo te adoraré.

II
Déjame adorarte y decirte Santo,
Y decirte Santo, Santo eres tú;
Yo quiero estar cerca de tu misma gloria,
De tu misma gloria lléname, Señor.

74. A TU LADO QUIERO ESTAR



I
En tu mano quiero estar Señor,
Nada me podrá mover de allí;
En tu mano poderosa, yo muy seguro estaré.

Coro
A tu lado quiero estar,
Y tu gloria disfrutar;
No hay mayor seguridad
Que la mano del Señor. (Bis)

II
Sólo en ti seguro estaré,
En tu mano poderosa, Oh Dios;
Al abrigo del Altísimo,
Muy seguro estaré.

75. EL PROFETA SAMUEL



I
Samuel era un muchacho, cuando el Señor le habló;
Como era un jovencito, su voz no distinguió.
Elí le aconsejó, si te vuelven a llamar:
“Háblame Señor que tu siervo escuchará.”

Coro
Háblame Señor, háblame Señor,
Háblame Señor, como a Samuel;
Quiero oír tu voz, quiero oír tu voz,
Quiero oír tu voz como Samuel.

II
Su madre oraba mucho y Dios le respondió,
Dándole un bebecito que le llamó Samuel;
Samuel fue un profeta para gloria del Señor,
Ayúdame, Señor: quiero ser como Samuel.

76. CUANDO MI SEÑOR ME TOCÓ



I
//Desde que el Señor tocó mi corazón,
Todo ha cambiado para mí//

Coro
El me transformó y me libertó;
Todo ha cambiado para mí;
El me rescató y me dio su amor;
Todo ha cambiado para mí.

II
Desde que el Señor llegó a mi corazón,
Hay una esperanza nueva en mí;
Desde que el Señor llegó a mi corazón,
Todo ha cambiado para mí.

77. MÁS QUE VENCEDORES



I
Aunque a nuestra vida lleguen pruebas
Y ruja fuerte el vendaval,
No debemos de temer
Porque El Señor Jesús es con nosotros
Y nos defenderá.

Coro
///Somos más que vencedores///,
Por aquel que nos amó. (Bis)

II
Aunque alguno quiera separarnos
De su amor no lo conseguirá
Porque ni lo alto,
Ni lo bajo nos podrá separar
De el amor de Dios.

III
Aunque nos azoten tempestades
Esta casa no se caerá,
Porque está fundada
En la roca inconmovible de los siglos
Que es Cristo Jesús.

78. UNA OFRENDA ESPECIAL



Una ofrenda especial,
Especial para Dios,
Una ofrenda de amor encendida
Yo te quiero dar, mi Señor.

Y por eso te traigo
Mi vida, alma y corazón;
Sólo espero que tú me recibas
Como suave olor;
Quiero entrar en tu Santa Presencia
En adoración,
Porque te amo con todas mis fuerzas,
Soberano Dios.

79. YO QUIERO SER TU SIERVO



No merezco nada de ti,
Oh, Señor, lo que soy, lo soy por ti;
Todas mis fuerzas, están en ti,
Mi corazón y mi vida.
Mi talento y mi voz,
Los entrego, Señor a Ti.

Yo quiero ser tu siervo fiel,
Yo quiero hacer tu voluntad;
Límpiame, ¡Oh Señor!, perdóname,
Y lléname de tu Espíritu,
Para anunciar lo que tú has hecho,
En mi vida y en mi ser.

80. CON MIS OJOS TE VERÉ



Puedo sentir que estás aquí,
Que estás entre tu pueblo;
Me llenas con el gran poder
De tu Santo Espíritu.

Hoy yo te veo por la fe,
Siento tu Espíritu muy dentro de mi ser;
Pero mi más grande esperanza es saber
Que con mis ojos te veré.

81. UNIDOS EN ADORACION



Hoy nos hemos reunido en tu nombre, Jesús,
Para darte adoración de todo corazón;
Sólo tú eres digno de la aclamación,
Eres Santo, mi Señor; honra y gloria te doy.

Los redimidos te alabaremos con amor,
Entonaremos una canción, unidos en adoración,
Elevaremos nuestra voz a ti, mi Cristo;
Toda la gloria tuya es; tuyo el imperio y el poder;
Mi vida entera rendiré, sólo a Ti.

82. AGRADECIDO ESTOY



I
En esta hora te vengo a cantar
Y darte gracias por lo que Tú me das
Quiero decirte, Señor,
Que yo te amo en verdad,
Que Tú eres todo para mí.

Por eso te quiero dar
Mi vida y mi corazón;
Muchas gracias, te agradezco
Por tu bondad e inexplicable amor.

Coro
Agradecido estoy por tu amor;
Muchas gracias, mi Señor,
Por darme el bien,
Por lo que hiciste ayer,
Lo que haces hoy;
Muchas gracias,
Gracias mi Señor.

II
Pasan los años y se acerca el fin
Y Tú presencia conmigo siempre va;
No estoy sólo, jamás,
Tú me has cuidado mejor
Que a un tesoro de mucho valor.

Por eso te quiero dar
Mi vida y mi corazón;
Muchas gracias, te agradezco
Por tu bondad e inexplicable amor.

83. JESUCRISTO VA CONMIGO



I
Muchas victorias he tenido en Dios,
He luchado en el nombre de Jesús;
El enemigo quiere derrotarme,
Pero en Cristo yo encuentro salvación.

Coro
Yo sé que vendrán las pruebas,
Y tendré dificultades
Que harán que mi alma se entristezca;
Aunque sufra en este mundo
Jesucristo va conmigo,
Y seguro estoy que pronto le veré.

II
Las angustias de la vida no son nada
Comparadas con la dicha que vendrá;
Si deshecho éste mi cuerpo, algún día,
Yo sé que mi Redentor me levantará.

84. SALVO SOY



I
Anduve yo desesperado,
No tenía paz en mi corazón;
Vivía atado de mi pecado,
Hasta que un día Jesucristo me liberó.

Coro
Jesús rompió todas mis cadenas,
Me sacó del pozo de la desesperación,
Puso mis pies sobre una roca,
Me dio la felicidad
Y con su sangre me limpió;
Y salvo soy.

II
Ahora entono un nuevo canto,
Canto de alegría por la salvación,
Y en mi alma aguardo una esperanza,
Que una corona Jesucristo me dará.

85. LA PROMESA DEL ESPÍRITU SANTO



I
La promesa de que Cristo
Nos daría su poder,
Comenzó a cumplirse el día
De el gran Pentecostés;
Como un viento recio
Sopló en aquel lugar,
Dios con su Espíritu Santo,
Empezó a bautizar.

Todos los hermanos juntos
Adoraban al Señor;
Hablaban en otras lenguas,
Llenos de la santa unción.

Coro
Quiero hablar en nuevas lenguas,
Y sentir tu bendición;
Derrama sobre tu pueblo,
De tu Espíritu, Señor.

II
Llénanos con tu presencia,
Manifiesta tu poder,
Para que toda la tierra
Sepa que Jesús es Rey.

86. HOY PUEDO CANTAR



Te doy gracias, mi Señor,
Por tu grande misericordia;
Porque siendo un pecador,
Y Tú siendo el Dios de gloria,
Te humillaste hasta morir,
Para cambiar mí historia;
Tu sangre diste por mí,
Para darme la victoria.

A la cruz fuiste a sufrir
Por todos mis pecados,
Y tu vida diste allí
Para darme vida a mí.

Coro
Hoy puedo cantar
Que Jesús ya me perdonó,
Con su sangre me lavó, me libertó,
Y una grande salvación me dio.

Le quiero alabar
Entonando una canción,
Le daré mi corazón, mi adoración,
Porque nadie como Él, me amó.

87. CANTEMOS CON JÚBILO



Venid, aclamemos alegremente a Jehová,
Cantemos con júbilo a la roca de nuestra salvación;
Lleguemos a su presencia con alabanzas,
Aclamémosle con cánticos;
Porque Jehová es Dios grande,
Y Rey grande sobre todos los dioses.

Venid, adoremos postrados ante el Rey,
De rodillas ante Dios, Jehová nuestro hacedor;
Porque Él es nuestro Dios,
Pueblo suyo y ovejas de su prado;
Porque Jehová es Dios grande,
Y Rey grande sobre todos los dioses.

88. ADÓRALE



I
Cuéntale a tu Salvador, dile de ese gran amor,
Que tú sientes hacia Él, ríndete ante sus pies
Deja que su dulce amor llene hoy tú corazón.

Coro
// Adórale:
Que tu alma se inspire
Y se alegre sólo en su presencia.
En el mundo no existe ninguno como mi Jesús;
Sólo Dios puede hacer que el hombre sea muy feliz//

II
Que el fuego de su amor llene hoy el corazón,
Que has dispuesto para Él, sólo en Él encontrarás,
Vida y felicidad que el mundo no te dio.

89. SU AMOR LLEGÓ



I
Hoy recuerdo aquel momento, cuando a Jesús llegué,
Y mi carga era tan grande que no creía poder.
Pero en aquel instante a mi corazón llegó,
El amor de Jesucristo y esa carga me quitó.

Coro
Porque su amor llegó a mí un día muy especial,
Su amor me redimió y me dio la libertad;
Por su amor yo soy feliz y le puedo adorar,
¡Oh, cuán grande es el amor de mi Señor!

II
Ese amor que ahora tengo, yo no lo puedo ocultar,
Porque es algo tan grande, es algo tan especial;
Y desde aquel momento en que Cristo vino a mí;
He tenido nuevas fuerzas y con Él yo soy feliz.

90. SINTIENDO UNA MISMA COSA



Teniendo un mismo sentir,
Sintiendo un mismo amor
Seremos una agradable canción al Señor;
Viviendo como Cristo vivió:
Humildes de corazón,
Dejando atrás el orgullo, atrás el rencor

Y si el Espíritu Santo reina en mi corazón:
Hablando como él hablaba, viviendo como él vivió;
Y si el Espíritu Santo reina en tu corazón
Seremos una agradable canción al Señor

91. QUIÉN ES JESÚS



Introducción
Con este ritmo y mi canto
Quiero decir a las gentes
Quién es Jesús de Nazaret:

I
Es Dios manifestado en carne,
Es el Espíritu Santo,
Es el Padre y es el Hijo,
La imagen del Dios vivo,
Cordero de Dios, “El Gran yo soy”...

II
Es el Alfa y la Omega,
El principio y el fin,
Rey de Reyes y Señor,
El primero de los muertos,
El que me lavó y me perdonó.

III
Dios no está dividido:
Cristo es el mismo Dios
Quien se humanó para salvarnos,
Se entregó hasta el calvario;
Ven hoy a Él de corazón.

92. QUIERO CANTARLE A CRISTO



I
//Hoy quiero cantarle a Cristo
Porque Él es mi Redentor//
Él es mi Dios, mi buen Señor
Y suyo es mi corazón,
Él es mi Dios, mi buen Señor
Y Él es mi adoración.

II
//A otro yo no le canto
Sólo a Cristo mi Señor//
Porque siendo yo un pecador,
Con su sangre me limpió;
Y estando yo en perdición,
La salvación Él me dio.

III
//Cantemos todos a Cristo
Alegres de corazón//
Porque Él nos dio la salvación
Y allá en la cruz del calvario
Nos redimió, y derrotó
A todos los adversarios.

93. UN PUEBLO FELIZ



I
Hay un pueblo que feliz está,
Porque tiene la Salvación;
Tiene vida, tiene luz y paz,
Tiene a Dios en su corazón (Bis).

Coro
Salvo soy por la Sangre de Jesús,
Libre soy por su muerte en la cruz
// ¡Aleluya!, ¡Gloria!, ¡Gloria a Dios!
¡Salvo soy en Jesús!//

II
Una Iglesia que Jesús compró;
Con su sangre en la cruz lavó;
Preparada está para ir con Él
A Su Reino celestial (Bis).

94. RENDIDO EN TU ALTAR



I
Mi vida y mi ser te entrego a Ti, mi Dios
Es nada aquí vivir si no estás en mi ser;
//Por eso aquí mi vida yo rindo ante tu altar;
Concédeme tu amor, tu gracia y tu poder//

II
Jesús, mi Salvador, mi Padre, Dios de amor;
Tu misericordia me enseña a vivir;
//Y nada aquí deseo más que servirte a Ti;
Y corona de vida en el cielo tendré//

95. CANTAD CON GOZO



Cantad con gozo a nuestro Dios,
Fortaleza nuestra es;
Al Dios de Jacob,
Aclamad con júbilo.

Entonad canción,
Tocad el pandero;
El arpa deliciosa y el salterio.

96. EL BUEN SAMARITANO



I
El más grande mandamiento es el del amor,
Ama a tu prójimo como a ti mismo;
Dios ordena que os améis unos a otros,
Ama a tu prójimo como a ti mismo.

Coro
//Como el buen samaritano,
Ama a tu prójimo//

II
Ama a tu prójimo, así lo manda el Señor,
Mira las gentes, heridas están por el pecado;
Cubre sus heridas con el amor de Dios,
Diles que Cristo es el salvador.

97. DAME TU ESPIRITU SANTO



I
Cristo el que alumbra mi camino,
El que cambió mi destino
Dándome un nuevo vivir
Quiere que yo lleve su palabra,
Para salvar muchas más almas
Que al Redil quieran entrar.

Coro
Cristo, Dame tu Espíritu Santo
Ese que yo anhelo tanto
Para poderte servir
Quiero en mí tu Espíritu Santo,
Para poder poner en alto
El evangelio de tu amor.

II
Cristo, quiero ir por tú camino,
Dame tu Espíritu divino
Para las nuevas predicar.
Quiero en mí tu Espíritu Santo,
Ese que yo anhelo tanto
Para poderte servir.

98. A LOS PIES DEL MAESTRO



Hay momentos en los que sentimos
Que ya no podemos continuar.
Es en esos momentos cuando nuestras fuerzas
Parecen acabar;
Nuestros brazos en alto no podemos sostener;
Nuestros pies lastimados del camino están.

Pero existe un lugar,
Un refugio, un altar
De reposo y tranquilidad,
De consuelo y paz:

A los pies del maestro,
Renovando las fuerzas para luchar.
A los pies del maestro,
Quebrantado en su presencia
Para poder descansar.

A los pies del maestro,
Renovando las fuerzas para luchar.
A los pies del maestro,
Derramando toda el alma
Para poder descansar.

99. GRACIAS A MI DIOS BENDITO



I
Le doy gracias a mi Dios bendito
Que nueva alabanza a mi boca le dio;
Su palabra, cual oro bendito,
Le ha dado a mi vida rica bendición,
Por su sangre que un día en el calvario
Por mí derramó;
Por su Nombre bendito y sagrado,
Que en misericordia un día reveló.

II
Le doy gracias a mi Dios bendito
Porque de maldades a mí me libró,
Porque me ha dado la vida eterna,
Espíritu Santo: Rica bendición.
Por todo esto, yo le doy las gracias a mi Salvador
Y confío en que con su ayuda,
En pruebas y luchas seré vencedor.

100. AMOR, AMOR DE DIOS



I
Amor, amor de Dios,
Que vino a este mundo para darnos salvación,
Que dejó trono y gloria, y en el calvario murió:
Incomparable y grande es su amor.
Amor al pecador,
Que siendo el Rey del mundo se hizo siervo,
Sin estimar linaje descendiera,
Y ofreciera su vida por el vil.

Coro
Y derramó su sangre aquí,
Y mi maldad lavó así;
Y soportó en la cruz todo ese dolor
Para darme la vida,
Por eso hoy quiero darle gloria y loor
Por ese gran amor que mi vida cambió

II
Oscura noche había en mi ser,
La soledad reinaba en mí existir,
Profundo sufrimiento ahogaba ya mi ser,
Pero su amor divino me alcanzó.

Tendió su mano y me levantó,
Del cieno inmundo El me rescató,
Y una mañana clara vi nacer;
¡Incomparable y grande es su amor!

Coda
Pues en la cruz, demostró el inmenso amor
Que sentía por el pecador, y por eso murió.
Tanto amó a este mundo que su vida dio
Para que todo el que crea en Él, pueda vivir feliz... feliz.

101. CANTAD A JEHOVÁ



Cantad alegres a Jehová,
Toda la tierra cantará.
Alzad la voz y aplaudid,
Cantad salmos al Rey.
Cantad salmos a Jehová
Con arpa y címbalo;
Delante del Rey
Cantad con júbilo.

102. QUIERO QUE ESTÉS EN MI ALMA



I
Quiero que estés en mi alma
Y cada día estar en Ti;
Es mi mayor anhelo
Sentir tu santa presencia en mí.
Todo, lo llenas todo,
Llenas mi alma y mi corazón;
Triste sería mi vida
Si estuviera sin Ti Jesús,
Y aunque tuviera todo
Nada tendría lejos de Ti.

Coro
Eres como el buen óleo
Como agua fresca de manantial
Son ríos de agua viva
Es un fuego espiritual.

II
Quiero amarte como
Tú me amaste en esa cruz:
Dando tu cuerpo santo
Por este cuerpo de pecador;
Y con toda tu sangre
Mis pecados pude lavar.
Sólo puedo decirte ante esta obra:
“Gracias, Jesús;
Cristo, toma mi vida,
Llénala con tu presencia ¡oh Dios!”

103. JOVEN



I
Cristo te llama Oh Joven (hermano)
Quiere que prediques de su amor.
Quiere que le digas a las almas,
Por qué fue que vino y que murió:
Para dar al mundo Salvación,
Para dar al mundo de su amor.

Coro
Cristo te llama Oh Joven (Oh hermano),
Quiere que prediques de su amor.
Cristo te llama Oh Joven (Oh hermano)
Quiere que prediques Salvación.

II
Busca pronto a Cristo Oh Joven (Oh hermano)
Dile que te llene de poder,
Para que le digas a las almas,
Por qué fue que vino y que murió,
Para dar al mundo salvación
Para dar al mundo de su amor.

104. FUE LLEVADO AL CALVARIO



I
Fue llevado al calvario el Señor,
Por nosotros en la cruz Él fue clavado,
Su costado traspasaron y su cuerpo azotaron,
Pero El allí su boca no abrió.

Coro
Él se entregó para librarnos del pecado,
Por nosotros en la cruz Él fue clavado,
Y sufrió nuestro castigo, sin dudarlo;
Lo culparon siendo un hombre inocente;
Tal sentencia lo llevó hasta la muerte,
Y aun así, su boca no abrió.
Pero al tercer día se levantó (final)

II
Muchos no comprenden por qué el Señor
Siendo inocente su vida entregó;
Pero fue por este pobre mundo
Que El vino a morir
Dando su vida por ti, Oh pecador.

105. NO TEMAIS



//No temáis ni os amedrentéis
Delante de tan grande multitud//
//Porque no es nuestra la guerra
Sino de Jehová.//

No habrá por qué luchar vosotros,
Paraos y estad quietos,
Ved la salvación de nuestro Dios.
No temáis ni desmayéis
Porque Jehová está con nosotros
Jehová es varón de guerra
Él es nuestro Dios.

106. OFRENDA DE AMOR



I
Vengo a ofrecerte todo lo que soy,
Todo lo preciado que tengo en mí,
Mis sentimientos, mi corazón
Como una ofrenda de amor.

Coro
Quiero consagrarme cada día más,
Quiero que me llenes más de tu poder,
Y adorar tú Nombre, con más libertad
Eso es lo más grande que anhela mi ser.

II
Haz de mí el lugar donde habites Tú,
Y mi corazón, un trono para Ti
Mis sentimientos todo mi ser,
Como un poema especial.

107. QUIERO VIVIR, AYÚDAME



I
Quiero vivir ¡ayúdame!,
En tu mano Oh Señor,
Quiero estar siempre en tus brazos,
Brazos de amor.
Como árbol arraigado
En la palabra de Dios,
Que da fruto al caminante
Y sombra al andar.

Coro
Quiero Señor Jesús
Que cuentes conmigo,
Quiero contar contigo,
Por el pacto de amor
Que hiciste Tú conmigo,
Cuando en la cruz morías;
Tú eres mi buen amigo,
Por Ti podré vivir.

II
No quiero ser como las hojas,
Arrastradas por el viento;
Mi esperanza es tener vida,
Vida eternal;
Ni los ríos, ni las nubes
Lograrán que me desvíe
De la meta que he trazado
Que es Cristo Jesús.

108. HAY TANTO QUE AGRADECER



I
Yo quiero agradecer esta vida nueva
Y quiero agradecer toda tu bondad.
Yo quiero agradecer la sanidad
Y también tu misericordia.
Yo quiero agradecer el que me hayas escogido
Pues antes yo viví muy desesperado.
Hoy estamos aquí para decirte
Que por Ti somos diferentes.

Coro
Hay tanto que agradecer,
A Jesús, nuestro Salvador,
En las luchas, nuestro ayudador,
Hay tanto que agradecer.
Hay tanto que agradecer
A Jesús, el buen Pastor
Nuestro amigo, nuestro sanador,
Hay tanto que agradecer.

II
Yo quiero agradecer el tener una esperanza,
Y quiero agradecer el que seas mi confianza.
Yo quiero agradecer tu inmenso amor
Y también por aliviar mi dolor.
Queremos agradecerte el tomarnos como pueblo,
Limpiarnos de la maldad y del hombre viejo.
Venimos ante Ti para adorarte,
Nuestro Dios, para bendecirte.

109. TE NECESITO



I
Haciendo un recuento de mi vida he pensado Señor
Que vivir en el mundo sin Ti no tiene valor.
Me siento muy preocupado cuando no te siento,
Es como no tener agua en un vasto desierto.

Perdona hoy mi Señor si te he ofendido;
He llegado a la conclusión que te necesito.

Coro
Te necesito
En mi alma, mi vida, mi mente y en mi corazón.
Los suspiros que doy en la vida te los debo a ti;
El sentir tu presencia en mi vida es de mucho valor.

Te necesito
Para así seguir caminando contigo Señor.
Apartado de tu presencia no puedo seguir;
Es por eso que te necesito en mi vida Señor.

II
No quiero ser como las hojas que lleva el viento
Son llevadas de un lado a otro y su fin es el fuego,
El vivir en el mundo sin Ti no tiene sentido
No sentirte en el alma es mejor no haber nacido.

Perdona hoy mi Señor si te he ofendido;
He llegado a la conclusión que te necesito.

110. TEN PIEDAD DE MÍ



I
Mi alma está angustiada, muy desesperada,
Por no sentirte mi Dios;
Así no podré seguir, no podré vivir,
Si Tú no vuelves a posar en mí.

Coro
Por eso hoy te pido: ten piedad de mí,
Vuélveme el gozo de tu Espíritu Santo,
Y así podré vivir (Bis).

II
Purifícame y seré limpio, lávame y seré blanco,
Más que la nieve Señor;
Dame gozo y alegría, y será nueva
Mi alma que te anhela, Oh Señor.

III
¿Qué sacrificio haré, qué te ofreceré,
Si nada tengo Señor?
Recibe mi alma humillada, mi espíritu quebrantado
Que ofrendo hoy en gratitud a Ti.

111. VESTIOS CON LA ARMADURA



Coro
//Mas tú, hombre de Dios que sales a predicar//
//Vístete de la armadura con que puedas luchar//
//Contra las asechanzas que el diablo te pueda enviar//

I
Estad pues firmes, y ceñidos vuestros lomos
Con la santa verdad de Dios y vestíos con la coraza
De la justicia y nada os dañará.

II
Calzados los pies con el apresto del evangelio,
Y tomad así la fe, con que podáis apagar
Todo dardo de fuego que el maligno enviará.

III
Tomad el yelmo de la salvación,
Y la espada del Espíritu, que es la Palabra de Dios,
Que traspasa toda alma y quebranta el corazón.

IV
Orando en todo tiempo en oración y súplica,
Y el Dios de los cielos contigo estará;
Y poder en todo tiempo siempre en ti habrá.

112. SEGUIR LUCHANDO



A veces las pruebas nos quieren oprimir,
A veces deseamos mejor no seguir.
Con tantos problemas que acechan aquí,
No sé lo que pienso: vivir o morir.
Pensando en que Cristo me ha de ayudar;
A seguir luchando hasta llegar.

Hay que seguir luchando hasta llegar
A ese lugar donde no habrá pesar;
Seamos valientes hasta llegar a la mansión de Dios.
Hay que seguir luchando mi hermano,
Porque mi Cristo nos espera allá.
Donde tendremos una corona,
Allá en la eternidad.

113. VEN A ÉL



I
En esta hora tan preciosa
Yo te hago una invitación,
A que vengas a mi Cristo
Humillado de corazón.

Coro
Lo más lindo del ser humano
Es aprender a caminar con Dios;
Ven a Él en esta hora, y Él te perdonará.
Lo más lindo del ser humano,
Es aprender a caminar con Dios;
Ven a Él en esta hora, no te arrepentirás.

II
No rehúses el llamado,
Que mi Cristo hace a tu corazón;
Ven a Él en este instante,
Y tendrás la salvación.

114. VEN A DIOS



I
Hoy amigo ven a Dios,
Con todo tu corazón,
Hoy entrégate al Señor,
Purifícate en su amor
Y tendrás la salvación.

Coro
Arrepiéntete, reconoce que Jesús
Ha lavado tus pecados en la cruz;
Sólo en El encuentras paz y libertad,
Y en los cielos con nosotros cantarás.

II
Es la voluntad de Dios
Nuestra santificación,
Su palabra es la verdad,
Si la aceptas hallarás,
Vida eterna más allá.

III
Jesucristo volverá
Y a sus santos llevará,
Si creyeron en su nombre,
Los que están en santidad,
A su patria celestial.

115. TOMA MI CORAZÓN



I
Si la prueba llegó, necesario es buscar
Ese rostro sublime de Jesús
Que en la debilidad fortaleza me da;
Mi Jesús en Ti encuentro mi paz.

Coro
Toma mi corazón, dame fuerzas para luchar,
Y rodéame con tu amor, mi Jesús Redentor;
Dame tu dulce amor, en tu casa quiero morar,
Y adorarte por siempre mi Dios.

II
En el mundo tendré aflicción, es verdad,
Más tu gracia me basta, Oh Jesús;
Cantaré la bondad y, en tu nombre, obtendré
La victoria con tu santo poder.

III
Alabad al Señor en cualquier situación;
Esperanza tenemos sólo en El;
Con tu gracia y virtud hoy anhelo escuchar,
Ven a mí siervo fiel; y yo iré.

116. ÚSAME



I
Quiero Señor que me uses
Para hablar de tu amor,
Decir que Tú me has cambiado,
Que me has lavado, Señor,
Que estaba en el cieno inmundo
Y allí tu mano bajó
Para sacarme del lodo
Y darme tu gran amor.

Coro
Úsame cuando alguien necesite de Ti.
Úsame cuando en pruebas el mundo esté.
Que pueda yo anunciar que salvas Tú,
Y que al mundo le das la paz que anhela tener.
Úsame cuando alguien necesite de mí.
Úsame, Oh Señor... (Úsame).

II
Cuando me veas cansado,
Casi para desmayar
Y veas mis fuerzas tan pocas
Que quiera volver atrás,
Extiéndeme tu mano
Y lléname de valor,
Para seguir anunciando
Que Tú eres el Salvador.

117. A VECES TRISTE PERO CANTO



I
Cuando cantan las aves del campo
Y el viento entona su canción,
Me pregunto ¿por qué al ser humano
No le gusta cantar al Señor?.
Y yo sé que hay un Dios en los cielos
Que en la cruz dio su vida por mí,
Que merece la honra y la gloria,
Y por eso yo le canto así:

Coro
Que hermoso es ser tu hijo,
Compañero y fiel amigo,
Y dejar que por los siglos
Vivas dentro, muy dentro de mí;
Y cantarte melodías
Para siempre, noche y día,
Y decirte: Santo, Santo, eres mi Dios.

Canto a veces triste pero canto,
Cierro mis ojos y te alabo
Con toda el alma y corazón;
Siento que la tristeza va escapando
Y tu presencia va reinando
Y solamente quedas Tú.

II
Cuando escucho las olas del mar
Y el murmullo que hacen las aves,
Sólo puedo decir que en verdad
Ellas te obedecen ¡Cómo te alaban!
Y no puedo dejar de pensar
En las cosas bellas que me has dado,
Y por eso te vuelvo a cantar
La canción que Tú me has dado.

118. EL DIA DE PENTECOSTES



I
El día de Pentecostés,
Todos estaban reunidos
De pronto llegó la promesa
El Espíritu Santo cayó.

Coro I
Y todos hablaron en lenguas,
Y el pueblo se maravilló,
Cumplida estaba la promesa
El Espíritu Santo llegó.

II
Al reunirnos hoy aquí,
Conociendo sus promesas,
Sentimos su grande poder;
Maravillas veremos también

Coro II
Hoy todos hablamos en lenguas;
Es día de Pentecostés.
Cumpliéndose está la promesa:
El Espíritu Santo está aquí.

119. POR TU MISERICORDIA



¡Oh Señor!, por tu misericordia
Me sacaste de espantoso abismo
Y me diste tu Nombre para gloria,
En las aguas gloriosas del bautismo.

Es tu Nombre antorcha luminosa
Que destella en cada corazón.
//Hiciste mi vida victoriosa
Y me diste eterna salvación//

120. DA LA LUZ AL PECADOR



Hay un mundo que en tinieblas está,
Y necesita la luz del Señor;
Ten tu luz siempre en alto:
Da la luz al pecador,
Al perdido que en tinieblas
Vaga y vaga en soledad.
Da la luz al pecador.

Oscuridad hay en el mundo
Y tu luz debe brillar,
Si es tu vida una luz viva
Alumbrando donde va,
Si hablando vas de Cristo
//al perdido alcanzarás//

Coro
//Da la luz al pecador//
Que el mundo está en tinieblas,
Que necesitan saber
De el amor de Dios.
Cada hombre que las calles transita,
Va camino a un abismo infernal,
Pero si en su camino una luz le alumbrará,
Las tinieblas serán rotas
Nueva vida él tendrá
Da la luz al pecador.

Es la palabra de vida
Con la que debes hablar,
Para librar al cautivo,
Y las tinieblas quitar

121. UN AMIGO COMO EL



Cuando estés sufriendo,
Cuando estés llorando,
Cuando tengas problemas,
Recuerda que un gran amigo a tu lado está

Si te sientes herido
Por las cosas de la vida,
Si no encuentras solución
Recuerda que un gran amigo a tu lado está,

Que El extiende sus manos de amor,
Porque Él, Él es tu amigo fiel.
Nunca, nunca encontrarás
Un amigo como El.

Si te sientes cansado
Y aunque hayas fallado,
Si te miran con desprecio:
“Recuerda que Jesucristo a tu lado está”.

122. SALMO 62



//Alma mía en Dios solamente reposa
Porque de Él es mi esperanza.
Es mi refugio. No resbalaré//

Esperad en El en todo tiempo, pueblos;
Derramad delante de Él vuestro corazón
Porque vanidad son los hijos de los hombres
Y tuya, Oh Señor, es la misericordia.

123. JESÚS, EL NOMBRE MÁS GRANDE



I
Jesús es el nombre más grande que hay:
Excelso, glorioso, sublime sin par;
Jesús es el fuerte en poder y saber,
Es el Rey de los reyes. ¡La gloria sea a Él!

Coro
Yo le amo y por siempre le adoro
Y prometo seguirle siempre fiel,
Yo le amo porque Él me amó primero
Y en la cruz del Calvario su amor me mostró.

II
Las tumbas dejaron sus muertos salir,
La mar su soberbia no pudo seguir,
Los males huyeron y el velo rompió
Al sentir la presencia del hijo de Dios.

III
Te alaben los pueblos ¡Oh Dios de Israel!
Tú eres el Primero y Postrero también.
Pues debe saber toda la humanidad
Que si quiere ser salva a Jesús mirará.

124. INVOCA EL NOMBRE



I
Cuando en oración invoco el Nombre
De mi Jesucristo hay poder para vencer;
Cuando en oración invoco el Nombre
De mi Jesucristo hay poder.

Coro I
Yo le alabo con el alma, con el corazón también,
Yo le alabo con mi mente, con las fuerzas de mí ser,
Yo le alabo y glorifico y le exalto solo a Él.
Mi bendito Jesucristo. Santo es Él.

II
Si tú quieres conocer el Nombre
De mi Jesucristo, ven humíllate a sus pies.
Si tú quieres conocer el Nombre
De mi Jesucristo, ven a Él.

Coro II
Y alábale con el alma, con el corazón también,
Y alábale con tu mente y con las fuerzas de tu ser,
Y podrás decir conmigo: Para siempre Gloria a Él.
Mi bendito Jesucristo. Santo es Él.

III
Ven, amigo, hermano, invoca el Nombre
De mi Jesucristo, Él te puede liberar;
Ven, amigo, hermano, invoca el Nombre,
Sólo Él te puede transformar.

Coro III
Sentirás paz en tu alma, y en tu corazón también,
Sentirás paz en tu mente y en tu cuerpo de dolor;
Una paz incomparable te dará nuestro Señor,
Que no puede dar el mundo sólo Dios.

125. SED DE DIOS



I
//Como el ciervo brama por las corrientes de las aguas
Así clama por ti, Oh Dios, el alma mía//
Mi alma tiene sed, sed de ti Señor Jesús,
Quiero estar en tu presencia cada día.

Coro
//Mi alma tiene sed de ti//
Está sedienta de la fuente de tu gran amor (Bis)

II
Llena hoy mi vida de tu presencia, llénala
Con tu espíritu Oh Señor, sacia mi ser
Mi alma tiene sed, sed de Ti, Señor Jesús
Quiero estar en tu presencia cada día.

126. CRISTO MI ÚNICA ESPERANZA



I
Cristo es mi única esperanza,
Cristo es mi único consuelo,
A Él le debo la vida,
Amarle por siempre quiero.

//Yo no encuentro palabras
Para expresar mi gratitud;
Sé que he sido perdonado
En el Nombre de Jesús//

II
Me ha dado de su Espíritu,
Poder que viene del cielo,
Y cuando me siento triste
Su presencia es mi consuelo.

//Cristo ya vive en mí,
Por eso vivo feliz;
Y si no fuera por Él
No sé qué sería de mí//

III
Sé que un día en su presencia
Para siempre estaré
Con un cuerpo transformado,
Y su nombre alabaré.

//Ya no importa la prueba,
Ya no importa el dolor,
Seguiré con paciencia.
Quiero ver a mi Señor//

127. ALABANZA CELESTIAL



I
En el cielo, te alaban, te sirven, te adoran;
Son millones, de seres que adoran, al Santo.

Coro
//La Iglesia, la Iglesia, te alaba,
La Iglesia, la Iglesia, te adora//
Santo, Santo, Tú eres Santo,
Gloria, Oh Gloria, Gloria a mi Cristo.

II
Si en el cielo, te adoran, te sirven, te alaban;
En la tierra, tu Iglesia, te sirve, te adora.

III
En las bodas, tu Iglesia, te sirve, te adora;
Los salvados, mi Cristo, te damos la Gloria.

128. VIVA MI SEÑOR



I
El gozo que siento en mi corazón;
Me lo ha dado Cristo, que feliz yo soy.
Grita de alegría, canta con amor;
//Cristo vive hermanos, gloria a mi Señor//

Coro
El gozo que siento, Cristo me lo dio;
Vive Cristo hermanos viva mi Señor.
Hoy la paz que siento Cristo me la dio;
Cristo llena todo ¡viva mi Señor!

II
Vivo agradecido con mi Salvador;
Echó la amargura de mi corazón;
Canta hermano canta, canta con amor;
//Deja que se mueva en tu corazón//

129. GRACIAS TE DOY SEÑOR



I
Gracias te doy, Señor,
Por todo lo que me has dado:
Una familia tan linda,
Como la había soñado,
Por esta salvación,
Tan grande que me has dado.
Gracias te doy, Señor, porque
Has transformado todo mi ser,
Como lo había anhelado;
Y si antes no pude entender,
Si antes no pude comprender,
Es porque no habías llegado.

Coro
Gracias te doy Señor,
Porque eres mi canción,
Tú eres mi fuente de inspiración,
Y cada vez que pienso en Ti,
En lo que has hecho Tú por mí,
Más notas salen
De mí alma para adorarte.

II
Gracias te doy, Señor,
Por esta vida tan linda,
Por lo que soy ahora,
Por tantas maravillas.
Gracias te doy también
Aún por el pasado
Que aunque no fui feliz en él
Allí te pude conocer.
Y me enseñaste tu amor
Y si alguien no quiere entender
Que tú eres mi razón de ser;
Te sigo amando señor.

130. TU PUEBLO TE CANTA



I
Tu pueblo te canta, tu pueblo te adora;
Tu pueblo te sirve con el corazón.

II
Creaste el cielo, formaste la tierra.
Hoy todos unidos te cantan, Señor.

Coro
Al León de la tribu de Judá,
Pueblo de Dios, cantad;
Al que vive por los siglos, amén,
Tributemos alabanza y loor;
El que habita en las alturas, Santo es;
El que habita en luz de gloria, Santo es.

III
Al Rey de los cielos, la iglesia le canta;
Al Rey de los siglos le damos loor.

IV
Amigo querido te invito a cantarle
Con toda tu alma y a darle loor.

131. MARAVILLOSO PADRE



I
Maravilloso Padre, digno de gratitud
Quiero estar en tu luz;
Este es mi anhelo hoy, llena mi corazón;
Quiero estar en tu luz.

Coro
Levanto mis manos en oración a Ti,
Levanto mi ser, Oh Jesús.
Es tu presencia olor grato a mi vida,
Quiero estar en tu luz.

II
Cuando la tentación golpeare mi corazón
Victoria tendré en tu luz.
Mi vida ¡Oh, Jesús! feliz esta en Ti.
Quiero estar en tu luz.

132. LA RAZON DE MÍ CANTO



Tú eres mi único Dios,
Y eres mi única esperanza,
Y es tan grande tu gracia,
Que a mi alma alcanzó.
Tú eres el río de la vida,
Que inunda mi corazón,
//Tu gracia se está derramando
Como torrentes de agua viva//

II
Tú eres mi único Dios,
Que a la muerte venciste
Y fluyó de tus heridas,
La vida que nos diste.
Por eso yo canto triunfante
Un canto de gratitud,
Por eso constante lo hago.
¡Aleluya! ¡Gloria a Jesús!

133. VICTORIA CANTARE



Coro
Victoria cantaré, victoria cantaré,
Cuando Cristo venga su iglesia a levantar.
En los cielos viviré y por siempre estaré
En presencia de mi Cristo, cara a cara le veré.

I
Oh, amado hermano, cantarás conmigo
Porque Jesucristo es nuestro fiel amigo.
Él nos ama tanto, yo siempre lo digo,
Como Jesucristo no hay ningún amigo.

II
Yo con Jesucristo viviré en victoria,
Y de triunfo en triunfo llegaré a la Gloria.
Yo con Jesucristo viviré gozoso,
Y un día muy precioso le veré en la Gloria.

134. JESÚS: EL REY DEL UNIVERSO



I
Jesús habló a la Samaritana
Y ella escuchó atenta su voz
Y obedeció anunciando a su pueblo
Que había encontrado a Cristo el Señor.

Coro
Este Jesús es el mismo Mesías,
Es el León de la tribu de Judá,
Es el Espíritu Santo que hoy me guía,
Es el Salvador que nos vino a salvar.

II
Este Jesús es el Rey del Universo,
Reprende el mar y sujeta los vientos,
Sana el enfermo, levanta los muertos
Cambia el corazón del más perverso.

135. LUCHEMOS SIN DESMAYAR



I
Caminando en este mundo de miseria y de maldad,
Me mostraron un camino en rectitud y santidad;
El camino es angosto, mas el fin es muy hermoso,
Pero hay quien nos ayuda a llegar hasta el final.

Coro
//Luchemos, pues, sin desmayar,
Que Jesucristo con nosotros va;
Y si Él va con nosotros,
Nada ni nadie nos vencerá//

II
Prosigamos el camino que aquí somos peregrinos,
Pues no somos de este mundo; nuestra patria es celestial;
Si corremos con paciencia la carrera que emprendimos
A la meta llegaremos; Dios guiándonos está.

III
Jesucristo ha prometido dar la corona de vida
Al que espera su venida y que lucha hasta el final;
Recordemos que en el reino de los cielos se hace fuerza
Y que sólo los valientes lo podrán arrebatar.

136. YO VENCERÉ



I
Señor toda mi vida es para Ti,
Y sin Ti, yo nada puedo hacer;
En este mundo no podría vivir;
Pero a tu lado vivo muy feliz.

Coro
Vivir contigo en esta vida es,
Lo que hace mucho tiempo yo anhele,
Tú eres el tesoro que en el mundo no encontré.
Señor, eres mi vivir,
Porque el todo para mí lo eres Tú.

Sentirte dentro de mi corazón
Es lo más bello que puedo sentir,
No importa lo que venga contra mí,
Porque a mi lado vas,
Tú nunca me dejarás; y venceré, venceré.

II
Tenerte en esta vida, es tener
Lo más grande y más bello, Oh Señor,
Tener tu amor, Jesús, es lo mejor
Y en este mundo no se puede hallar.

137. SOMOS UNA FAMILIA



I
Los tiempos difíciles
Se acercan ya,
Pruebas miles vienen
Para nuestro hogar,
Pero no podemos desmayar:

De nuestro lado está
El Rey de Reyes,
El Poderoso e Invencible Dios:
Él nos guiará
Hasta la meta coronar.

Coro
//Somos una familia
Redimida por la sangre del Señor
Unidos podemos llegar
Hasta el final//

II
A nuestra casa
Satanás no tiene entrada;
Nuestra familia
Sólo a Cristo servirá.

De nuestro lado está
El Rey de Reyes,
El Poderoso e Invencible Dios:
Él nos guiará hasta la meta coronar.

138. YO ESTARÉ CONTIGO



I
En las noches más oscuras,
En los días más grises,
En las horas más amargas;
Dios promete estar.
A mi lado va un amigo,
Su presencia me acompaña;
“Yo estaré contigo”,
Me dice su palabra.

Coro
“Si tienes que pasar por las aguas
Yo estaré contigo,
Si tienes que cruzar los ríos
No te ahogarán,
Si tienes que pasar por el fuego,
No te quemarán sus llamas”,
Yo soy Jesús, soy tu Dios, tu Salvador.

II
Dios es nuestro escudo,
Nuestra fuerza, nuestra ayuda:
En momentos de angustia
El promete estar.
Aunque la tierra tiemble,
Yo estaré en Jesús confiado;
Aunque se pasen los montes
Al corazón de la mar.

139. DEJAD A LOS NIÑOS VENIR A MI



“Dejad a los niños venir a mí
Y no se lo impidáis
Porque yo les amo”, dice Jesús,
Y su reino en los cielos está.
Dejad a los niños venir a mí
Es vuestro trabajo aquí;
Pues, trayendo un niño a Cristo,
Tu labor has logrado cumplir.

No importa su color, o su condición social;
Si pobres o ricos son, Dios les ama por igual;
Aunque sus ojitos no vean la luz,
O su boquita no pueda decir mamá,
El Señor los ha puesto en nuestro camino
Tenemos que enseñarles la verdad.

“Dejad a los niños venir a mí”:
Es nuestro trabajo aquí;
Pues trayendo un niño a Cristo,
A un anciano y a un joven ganáis;
Pues trayendo un niño a Cristo,
Puedes una familia salvar.

140. NO HAY OTRO DIOS COMO TÚ



I
//No hay otro Dios//
No hay otro Dios como Tú, Jesús:
Dios en los cielos, Dios en la tierra;
No hay otro Dios como Tú.

Sólo Jesús, (sólo...) Sólo Jesús,
Sólo con Él me quedo;
Dios es los cielos, Dios en la tierra;
No hay otro Dios como Tú

Coro
Que calma el recio viento...
No hay otro Dios como Tú.
Que cuenta mis cabellos...
No hay otro Dios como Tú.
Que conoce mis pensamientos...
No hay otro Dios como Tú.
Que sabe lo que siento...
No hay otro Dios como mi Dios
//Como mi Dios, no hay otro Dios//

II
//No hay otro Dios//
No hay otro Dios, sino Tú, Jesús;
A tu presencia tiembla la tierra:
No hay otro Dios como Tú.

Sólo Jesús, (sólo...) Sólo Jesús,
Sólo con Él me quedo;
Dios en los cielos, Dios en la tierra,
No hay otro Dios como Tú

141. YA NO SE TARDA EL SEÑOR



I
¡Ya no se tarda el Señor!
Falta poco para que Él aparezca
En las nubes a llevar a su Iglesia.
¡Ya no se tarda el Señor!

Él solo viene a buscar
A un pueblo que le ha servido
Es su iglesia que ha redimido
Él solo viene a buscarla.

Coro
¿Y no quieres ser tú de ese pueblo
Que un día glorioso volará al cielo
Tan lleno de gozo por que el Rey Supremo
Le vino a buscar?
¿Y no quisieras, tú, olvidar
Toda la tristeza que el mundo da,
Y vivir con Cristo por la eternidad
Donde toda lágrima enjugará?

II
Que dicha es pertenecer
A este pueblo que hoy sigue a Cristo,
Al que con su poder infinito
Siempre le ayuda a crecer.

Es tierno y dulce su amor,
Que no quiere que nadie se pierda,
Quiere que tú también te arrepientas
Y que le sirvas a Él, sólo a Él.

142. YO SOY LIBRE



I
Las cadenas que me ataban
Destrozadas se quedaron,
Porque Cristo me ha quitado ese peso que llevaba
en el corazón.

Fueron tan largos los años
Que cautivo me encontraba,
Pero Cristo me ha Salvado y hoy me siento
libertado ¡Gloria al Señor!

Coro
Ahora yo soy libre (libre),
Libre como el viento (libre),
Libre como el ave que vuela muy alto:
Tengo libertad. (Bis)

II
Yo no sé por qué los hombres
Se portan indiferentes
Ante el Dios del Universo que hizo los cielos,
que da libertad.

Y caminan por el mundo
Sin hallar ningún consuelo;
Por el peso del pecado ellos van encadenados
sin Libertad.

...Pero yo soy libre...

III
Ahora que soy libertado,
Soy un siervo voluntario
De Aquel que me ha comprado y con su sangre
me ha lavado:
¡Me siento feliz!

Ya no vivo para el mundo,
Ya no me domina el vicio:
Hago lo que agrada a Cristo y es mejor para
mi alma.
¡Gloria al Señor!

143. LO QUE SOY LO DEBO A ÉL



I
Hay en mi vida algo muy grande,
Hay en mi ser algo sin igual:
Es la presencia de Dios en mi vida,
Es el Poder de Cristo en mi ser.

Es la verdad que no puedo dejarle
Es todo mi bien;
Si le dejara mi ser moriría,
Mi vida es Él.

Coro
//Lo que soy lo debo a Él//
Sin mi Cristo ¿Qué fuera de mí?
Él es mi Salvador, es mi Consolador;
Sin mi Cristo ¿Qué fuera de mí?

II
Una vez perdido me encontraba,
Muy alejado de su grande amor;
Él me tomó con su mano bendita,
Me dio la Paz y me dio Salvación.

Siempre mi alma estará agradecida
Con Cristo mi Rey,
Hay un canto de alabanza y de amor
Dentro de mi ser.

144. JESUCRISTO, DIOS SIN IGUAL



I
Yo tengo un Dios que vive en plena gloria,
Grande en poder e inigualable en gracia;
Inmensurable y eterno es su amor.
Como mi Dios no hay otro igual;
Dios de los dioses, siempre es Él.

Coro
Toda la Gloria es para Él,
Él es el dueño del poder;
A este mundo Él bajó
Con su gloria y esplendor.
//Su Nombre es Admirable,
Es Jesús de Nazaret//

II
Es Jesucristo quien le trajo al hombre
La excelsa gloria y la verdad divina,
Al Inmortal, Único y Sabio Dios,
A Él sea Gloria y Majestad
De siglo en siglo y siempre. Amén.

145. ORACIÓN JUVENIL



¡Oh, Señor, dame valor para servirte,
Porque veo muchos peligros en el camino
Y yo no sé caminar bien por la vida,
Me siento débil e incapaz; pero yo sé

Que sólo Tú puedes guiar bien mis pasos,
Mis pensamientos y decisiones; te pido hoy.

Coro
¡Guárdame! / ¡Ayúdame!
Conserva mi juventud
En tus manos, Señor Jesús (bis).

146. SOY MARINERO



Voy navegando, por este mundo
Hacia otro puerto de la orilla del mar;
Olas se levantan contra mi barca,
Pero confío que Dios me guardará.

Coro
Viajo a un lugar seguro,
Es un hermoso país,
Donde estaré para siempre,
Lejos, pero muy feliz.

II
Amigo, te invitamos a un viaje muy glorioso;
Somos la Iglesia que Cristo con sangre compró.
Tendrás nueva esperanza y vida en abundancia
Todos los redimidos adoraremos a Dios.

147. ENVÍAME



Yo puedo escuchar tu voz hablándome,
Diciéndome que aún hay mucho por hacer
Alcanzo a escuchar también la voz
De aquel que clama con el alma:
“Jesús ayúdame”.
Si tu presencia va conmigo,
Jesucristo, yo iré.
A las naciones y a los perdidos
De Ti, mi Cristo, les hablaré:
¡Envíame!

148. UN SIERVO TUYO



//Quiero entregar mi vida a Ti, Jesucristo,
Y si en algo te puede servir,
Sólo te pido, mi Señor:
Haz tu voluntad en mí//

Sólo un siervo tuyo soy,
Un instrumento en tus manos;
Hazme como quieras Tú,
Lo que quieras en mí, hazlo.
Y si por servirte a Ti
Tengo que sufrir quebrantos;
Aunque haya en mí dolor
Siempre habrá también un canto.

149. SOLO POR SU GRACIA



I
Hasta aquí yo he llegado
Por la gracia del Señor,
Dios me ha bendecido con su inmenso amor,
Él ha sido mi ayuda y mi inspiración,
Él me ha dado una razón para cantar.

Coro Pues Él es quien me llena de misericordia,
Sólo por Él he alcanzado la victoria,
Y su gracia y su amor
Se han aumentado para mí;
Y ahora yo soy templo del Señor.

II
Todo lo que he vivido
De la mano del Señor
Me ha enseñado que vivir
Sin Él no puedo.
Yo le doy todas mis fuerzas,
Yo le doy todo mi amor,
Sólo a Él entregaré mi adoración.

150. SI ME LLENARAS DE TU ESPÍRITU



I
¡Te necesito, Oh, Dios amado!
Llena mi alma de tu poder;
De enemigos estoy rodeado,
Y yo sin Ti no puedo vencer.
Ya en tu Nombre fui bautizado
Y mi pecado te confesé,
//Ahora tengo que ser sellado
Con tu promesa ¡Oh Cristo, mi Rey!//

Coro
Si me llenaras de tu Espíritu, Señor,
Fácil sería derrotar al tentador,
Entonces sí disfrutaría de tu amor
Y cada día predicaría tu Salvación.
Abierta está la puerta de mi corazón:
¿Qué más podría ofrecerte, Santo Dios?
Si soy tu templo entra, entra, por favor;
Cenar contigo y Tú conmigo
Hoy quiero yo.

II
Mis enemigos no perdonaron
Aquellas cosas que te conté,
En tu presencia me afrentaron
Y sin embargo, yo he sido fiel.
De menosprecios ya estoy cansado
Señor Jesús, lo sabes muy bien:
Cristo bendito, dame tu mano,
Dame más fuerzas, dame más fe;
No te olvides que soy humano
Y que sin Ti nada puedo hacer.

151. CRISTO CUAL GIGANTE



I
Si la vida se vuelve cruel cada vez,
Y no concibo en mi mente caminar,
Si por momentos pienso no seguir,
Cuando parece que ya todo acabará;
Cuando siento que la sombra avanza más,
Y estoy a punto de desfallecer
Clamo a Dios con las fuerzas de mi alma,
Y al momento siento que me da la calma,
Y con Cristo, mi buen Dios proseguiré.

Coro I
///¡Gloria a Dios!///
De Él recibo las fuerzas, si no tengo
Es Jesús para mí la fuerza que
Requiero yo para poder caminar
///¡Gloria a Dios!///
Jesucristo me llevará a su misma Gloria.
//Quiero yo continuar este Camino
Si conmigo siempre va mi fiel Amigo,
Y con Cristo hasta los cielos llegaré//

II
Tú, mi hermano
Cuando las luchas te atormenten
Y estés a punto de desfallecer,
Si la vida se vuelve cruel en ese instante
Nunca concibas que has de volver atrás,
Pues tú tienes que mirar que en ese instante
Hay una mano que del cielo está extendida,
Y verás que mi Cristo cual gigante
En la silla del universo está sentado
Para guiarte en el camino de la vida.

Coro II
///Gloria a Dios///
De Él recibes las fuerzas si no tienes
Es Jesús para ti la fuerza que
Requieres tú para poder caminar
///Gloria a Dios///
Pues Jesucristo te llevará a su misma Gloria
//Quieras tú continuar este Camino
Si contigo siempre va tu fiel Amigo
Y con Cristo hasta los cielos llegarás//

152. EL SUFRIO MI CULPA



I
Hay momentos felices
Cuando andamos con Dios;
Hay momentos amargos
De tristeza y dolor
Cuando la vida parece por momentos terminar,
Y el enemigo ha querido quitar
Lo que yo soy;
Es el momento cuando pienso
Que todo terminó:
Clamo a Dios con el alma,
Y en ese mismo instante
Vuelve la felicidad.

Coro
Perdido yo fui, sin fuerzas en mí,
Y sentí que todo terminaba para mí;
No quería vivir, deseaba morir,
Pues no había ninguna esperanza para mí.
Pero llegaste Tú y susurraste a mí:
“Esa culpa, en la cruz yo la sufrí por ti”;
Y todo cambió y a tus pies yo lloré,
Y sentí el gozo de tu presencia otra vez.

II
Ahora vivo seguro
Pues Tú vives en mí;
Viviré para siempre,
Contigo reinaré.
Hoy es mi anhelo servirte
Y tu voluntad cumplir,
Hasta aquel día en que tu iglesia
Vengas a levantar;
Y ya no vivo para el mundo,
Más vivo para Ti.
Estoy agradecido:
Hoy mi alma ha vuelto a cantar
Para tu gloria, Señor.

153. MEDITANDO



I
Meditando paso las horas,
Meditando en tu Palabra;
Te recuerdo en el calvario,
Ofreciendo tu sacrificio.

Coro
Y no puedo dejar
De pensar sólo en Ti,
Tu palabra me llena,
Nueva vida me da (Bis)

II
Meditando en tus milagros,
En tus obras majestuosas;
Tu Espíritu me cubre todo,
Tu Espíritu llena mi alma.

154. SOY SU HIJO



I
Cuando la prueba llegue a tu vida y a tu corazón,
Y si la lucha quiere agobiarte y piensas retroceder,
Mira que en Cristo toda promesa cumplida será;
Si Él por nosotros ¿quién contra nosotros
Se levantará?

Coro
En El me escudo, y su protección
Siento al instante a mi alrededor,
Porque Él le ha dado la solución a mis problemas.
¡Oh, qué precioso es poder decir:
Tengo el gozo de la salvación,
Con su Espíritu me llenó.
Ya soy su hijo!

II
Si hay tristezas en tu camino, abre tu corazón.
Es el momento; no te detengas.
Mira sólo al Señor.
Tráele tus cargas si estás cansado:
Él te ayudará;
“Donde tú vayas, yo estoy contigo”,
Dice el Señor

155. TOMA MI MANO



I
A veces, que mi vida en Dios
Parece desaparecer;
Ya fuerzas no hay
Para seguir: Voy a caer.
Todo parece que termina
Y se va extinguiendo;
Clamo a Cristo, y en mi mente,
Siento que aún vive en mí.

Coro
Dios, mi Dios, ¡Ayúdame!
¡Toma mi mano que perezco!
Tómame, (Oh, sí) ámame: yo sin Ti
No puedo seguir ¡Dios mío, Tú,
Dame de Ti, tu protección!

II
Cuando siento que en mí
Hay alguien que me dice así:
“No debes temer; contigo estoy.
Ven, sígueme”.
Le sigo y me dice Él:
“Clama a mí, te daré consuelo”,
Clamo a Cristo, y en mi mente
Siento que aún vive en mí.

156. UN AÑO MÁS



I
Un año más en la vida.
Un año más
Que termina en tus manos, buen Jesús.
Un año más que he vivido yo contigo;
¡Guárdame, Oh Dios, y viviré un año más!

Coro I
Hoy, Señor, mi vida es tuya.
Tenla en tu mano, Oh buen Jesús!
¡Tómala! Te seguiré, te amaré, contigo iré.

II
Cerca de Ti viviré;
Mi vida en Ti
Será como árbol plantado en la humedad.
Si Tú no vas, Señor, conmigo,
Señor, no iré si Tú no vas.

157. CANTA MI ALMA



I
Es Jesús el amigo de mi alma;
//Me ha redimido//
De aquel negro camino
Donde yo anduve perdido;
Rompió aquellas cadenas
//Que a mí me ataban//,
Quitó todas las cargas
//Que yo llevaba//

Coro
Canto de mi alabanza,
Para el Cordero Santo
Que a mí me amara.
Canto de mí alabanza.
Le alaben hoy los santos
Con toda el alma.

II
Se acordó de mí cuando muy lejos,
Lejos, muy lejos, lejos me hallaba,
Perdido en mis maldades
Sin quién me ayudará.
Hoy mi corazón tiene un canto
Que sube al cielo en alabanza,
No es solo fruto de labios
Desde muy dentro canta mi alma.

158. VUELVE, VUELVE



I
Humíllate hoy a la presencia de Cristo,
Humíllate hoy a la presencia de Dios.
Oye hoy su voz que te está llamando,
//Que te está llamando, oye hoy su voz.
Vuelve pronto a Cristo que te llama hoy//

Coro
///Vuelve/// pronto a Cristo,
///Vuelve/// pronto a Dios;
Oye hoy su voz que te está llamando;
//Vuelve a Dios que te redimió,
Vuelve a Dios//

II
Ten piedad de mí, borra mis rebeliones.
Reconozco que yo soy pecador.
Lávame más y más de mi negro pecado
//De mi negro pecado lávame Señor.
Yo me vuelvo a Ti; lávame Señor//

159. CANTARÉ A CRISTO



I
¡Qué Bello es cantar a Cristo
Cuando se cree con el corazón!
¡Qué bello es dar alabanza
Al verdadero y único Dios!
Mi alma, llena de gozo
Brinda por siempre loor a Él.
//A Él cantaré por siempre,
Porque por siempre seré de Él//

Coro
Con Jesús, mi Jesús, yo por siempre estaré;
Con mi ser y mi boca yo le alabaré;
Si se cansa mi ser y mi boca,
Te alabo, Señor, con el alma, que es tuya,
Mi alma, yo te alabaré.

II
Alabo a Cristo por siempre
Porque es el Dios de la creación;
Sublime más que los cielos
Es mi Jesús, mi eterno Señor.
Cantemos todos unidos
Las alabanzas que para Él
//Le brinda su pueblo Santo
Al Sacrosanto Dios de Israel//

160. EL RÍO DE DIOS



I
Si te quieres meter en el río de Dios,
Bien puedes hacerlo;
Acércate al altar pues sus aguas están
Fluyendo de allí.
A medida que vayas entrando en él,
Iras descubriendo
Que no hay nada mejor y en sus aguas de amor
Te sentirás feliz.

Coro
Te invito a nadar en el río de Dios;
No te quedes mirando solamente,
Sumérgete más, en el río de Dios,
Y déjate llevar de la corriente.
En el río de Dios
Donde me baño siempre,
De su enorme caudal
Jesucristo es la fuente;
Allí puedes librar
Tu alma de la muerte;
En el río de Dios
Hay poder suficiente.

161. QUE HERMOSO



I
¡Qué hermoso es pensar
En las cosas que Dios me da!
¡Qué hermoso es tenerle a Él!
Sentir su gran amor,
Sentir su Bendición
Que hermoso es sentirle a Él.

Coro I
Y aunque no hay luz poderte ver
Resplandecer en tu poder,
Sentir el gozo de tu amor;
Y junto a Tí poder vivir
Lleno de fe confiando en que
Tú a mi lado estás.

II
Amarte solo a Ti
Como me amaste Tú,
Amarte sólo a Ti, Jesús.
Tu amor no quise ver,
Mis ojos yo cerré:
Tuviste que morir por mí.

Coro II
Jesús, mi Dios, la libertad
Has dado a mí, y soy feliz;
Ahora vivo por tu amor.
Tu Santo Espíritu me da
El poder para vencer
En la batalla contra el mal.

162. HABLAME AL OIDO



I
¡Cómo quiero escuchar tu voz, ¡Oh Cristo!
Y presto estoy a obedecer tus dichos.
Es para mí un aliciente que fortalece mi alma:
Escuchar tu voz.

Coro
Háblame al oído, háblale a mi mente,
Porque quiero escuchar tu voz claramente.
Háblame al oído, háblale a mi mente,
Necesito escuchar tu voz diariamente

II
Necesito escuchar tu voz, mi Cristo,
Guiándome en tu amor divino.
Nunca dejes de hablarme, que me agrada escucharte,
Cuando me hablas Tú.

163. HECHOS 2



I
Ciento veinte estaban reunidos,
Allá arriba en aquel aposento;
Esperando la promesa del Señor,
Estaban, estaban,
Sin saber cómo, ni cuándo, llegará,
Oraban, oraban.

Coro
En el día de Pentecostés
Con estruendo de los cielos descendió;
El Espíritu Santo llegó,
Y la casa de su gloria se llenó.

Los que estaban reunidos,
El Espíritu de Dios los bautizó;
El Espíritu les daba
Que hablarán esa lengua celestial.
//Alábale, alábale, alaba a mi Señor//

II
Los que habían venido a la fiesta,
De los pueblos vecinos oyeron;
El estruendo y el viento que sopló,
Estaban, confusos,
Porque les oían en su lengua hablar,
Dijeron ¿qué es esto?.

164. ME IRE A GOZAR



I
Voy con el Señor a un lindo lugar
Donde no hay dolor, ni penar;
Allí sólo habrá paz, felicidad;
Será por toda la eternidad.

Coro
Al Señor allá podré adorar,
Contemplar lo hermoso de su faz;
Me dirá en su amor: hijo mío, ven a entrar
Al reino de tu padre, a gozar.

II
Nuestro llanto allí El enjugará,
La tristeza allí no existirá.
Cantaremos en el coro celestial:
“Digno es el cordero de reinar”

165. QUE LINDO ES SENTIR



I
¡Qué dulce es tu presencia, Oh Señor!
Más dulce que la miel, ¡Que dulce es!
No puedo compararla, no.
Con nada en este mundo, no.
¡Oh cuanto te amo, mi Jesús!

Coro
¡Qué lindo es sentir a Dios!
¡Qué lindo es sentir su amor!
Su presencia es real aquí.
Sólo tienes que adorar,
Y su presencia sentir:
Jesús, tu Señor, esta aquí.

II
¡Cómo refrescas mi alma, Oh Señor!
Tu gozo y paz inconfundible es,
Siento en mi vida tu poder,
Ríos de agua viva en mi ser.
¡Oh cuanto te amo, mi Jesús!

166. ÚSAME OH DIOS



I
Oh ! Yo quiero, Jesús, ofrecerte mi vida
Para que Tú la hagas una linda vasija.
Que todos aquellos que te vean en mi vida
Puedan venir diciendo:
Transforma ¡Oh, Dios, mi vida!

Coro
Úsame! ¡Oh, Dios! como un faro que alumbre
En medio de este mundo sin luz, ni salvación.
Torna Oh, Dios,en útil mi vasija,
Para que lleve el agua, el agua de la vida.

II
¡Cuán insípido está el mundo hoy sin Ti,
Perdido en el pecado, perdido en la maldad!
¿Quién les puede ayudar?
¿Quién les podrá sanar?
Yo quiero ser la sal que les pueda sanar.

III
Donde quiera que voy, yo fiel te seguiré,
Con espíritu y alma a ti te serviré,
Para poder brillar en la oscuridad,
Y que los pecadores se vuelvan a tu luz.

167. EL DIA DE LA GRACIA



I
En este atardecer del día de la gracia
Hay que vivir alerta, no hay tiempo que perder,
Porque si te descuidas hasta que el día se vaya
Las oscuras tinieblas te van a sorprender.

Coro
//Mejor es que tú sepas de una vez
Dónde estarás allá en la eternidad;
¿Por qué no te preocupas por saber
A dónde irá tu alma, y tu final?
Mejor es que le digas al Señor:
“Señor, recibe mi alma”
Antes que el sol se vaya para jamás volver//

II
Hoy Cristo nos alumbra como el Sol de Justicia;
Ese Sol de Justicia pronto se ocultará.
El dijo: “Yo la luz he venido a este mundo,
Y todo el que me sigue, en tinieblas no andará”.

168. MANSIÓN DE GLORIA



I
Allá en el cielo tiene Jesús
Mansión gloriosa llena de luz
Para el cristiano que ha decidido
//Dejar el mundo, sus vanidades y tomar su cruz//

Coro
Que felicidad será cuando estemos allá
En ese dulce y tierno hogar,
Donde hay completa paz.
//Por eso hermano, nunca desmayes,
Síguele fiel, y sin descansar,
Alaba su Nombre, y así tendrás
Gozo en la eternidad//

II
Es necesario, hermano, que Dios nos dé
De su Espíritu Santo, que es su poder;
Que cuando Él venga podamos ir
//Con un cuerpo transformado lleno de Gloria
Y radiante luz//

169. EL PODER DEL EVANGELIO



I
//No me avergüenzo de hablar del evangelio,
Porque es poder de Dios para la Salvación//

Si quieres tener salvación para tu alma,
En el evangelio esta la salvación.
Si quieres tener solución a tus problemas
Busca a Jesucristo: El es la solución.

II
//Que bueno es anunciar el evangelio
Y hablar de este perdón que Jesucristo da//
Hoy los redimidos que alegres le adoramos
Hemos recibido el evangelio de amor
Y nuestros pecados han sido perdonados
Por el evangelio que es el poder de Dios.

170. NACION SANTA



Coro
Nación santa, pueblo adquirido por Dios,
Jesucristo, nuestro Rey, os llama.
Y con vestiduras blancas le adoraréis,
Eternamente le exaltaréis.

I
Jesucristo, el Cordero, Hijo de Dios:
¡Digno de gloria! ¡Rey de reyes! ¡Santo!
El que nos amó y con su sangre nos limpió
Y nos hizo reyes y sacerdotes para El.
A El sea por siempre la gloria y el poder,
Porque somos nación santa que El compró.

II
Levantamos nuestras manos hoy
Y con nuestras voces le reconocemos, Santo;
Somos hoy de El, nuestra alabanza es para El,
El puso en nosotros la unción de su gozo, siempre.
Aguardamos promesa que pronto volverá:
Nuestros ojos para siempre le verán.

171. LLENAME DE TI



I
Jesús lléname de tu presencia cada día,
Que pueda sentirte dentro de mi vida,
Lléname cada día más de ti.

II
Sin tu presencia Señor, preferiría yo morir,
Sin tu presencia Señor, ¿para qué vivir aquí?
Llena mi alma y mi ser, llénala más de ti,
Porque Tú eres todo para mí.

172. CRISTO ES EL LIRIO



I
Cristo dijo: ‘‘yo soy el camino,
La luz del mundo, también la verdad;
Venid a mí todos los cansados,
Tengo poder para hacerlos descansar’’.

Coro
Cristo es el Lirio más bello de los valles,
El Sol de Justicia, la Rosa de Sarón;
Cristo es el verbo que un día se hizo carne;
Vive en mi vida, aquí en mi corazón.

II
Jesús triunfa en las más recias batallas;
El Gran Yo Soy; no tiene rival;
Él es la luz que anuncia un nuevo día
Para su pueblo que vino a rescatar.

III
“Yo soy la fuente del agua de vida;
El que en mí bebe, nunca tendrá sed;
El que a mí viene, yo no le echo fuera,
Y con mi Espíritu yo le bautizaré”

173. SOLO HAY UN DIOS



I
Dios entró en el mundo como Hijo,
Dice en Isaías nueve, verso seis.
Él mismo se dió por mis pecados;
Ahora yo comprendo que Jesús es Jehová.

Coro
Hay un solo Dios y un solo mediador;
Jesucristo mismo es Dios, y El mismo,
Mediador;
Solo hay un Dios, solo hay un Dios,
El padre y Jesús el mismo son.

II
Fue Felipe quien le preguntó
Muéstranos al Padre y nos basta;
Tanto tiempo que estoy con vosotros
Y no me has conocido porque Yo Soy el que Soy.

III
El que me ha visto, ha visto al Padre,
Muéstranos al Padre dices tú;
No crees que Yo soy el Padre,
Creedme por las obras que Yo mismo Soy.

IV
Dice en Hebreos dos, catorce,
Que los hijos son de carne y sangre;
El participó también de aquello,
Y el profeta dijo: Jehová nos salvará.

174. ES EL AMOR



I
Es el amor el vínculo perfecto
Con el que todos nos debemos amar; Mi Dios, en Cristo, nos demostró su amor,
Para enseñarnos a amar

Coro
//Es el amor (Es el amor)//,
Es el amor que nos lleva a la unidad.
//Es el amor (Es el amor)//;
Mi Dios, en Cristo, lo vino a demostrar
Para enseñarnos a amar

II
Si alguien te ofende no le guardes rencor,
Ni con engaño tu lo debes mirar,
Pues si seguimos el ejemplo del Señor,
Nos debemos perdonar.

175. SEGUIRE ADELANTE



I
Seguiré adelante puesta mi mirada
En aquel que pudo rescatar mi alma.
Seguiré adelante aunque el diablo trate
Con mil artimañas desviarme de Ti.

Seguiré adelante aunque la tormenta
Sea tan violenta que hunda mi barca.
Y aunque naufragando en el mar me encuentre
Sé que Jesucristo en su barco hermoso
Salvará mi alma.

Coro
Seguiré adelante Si, firme adelante
Luchando y ganando tremendas batallas.
Y en múltiples cosas;
Si en algún momento siento que declino,
Alzaré mis manos y rogaré la ayuda
De mi Jesucristo.
Y sé que su mano siempre estará lista
Para defenderme en pruebas y luchas,
Y sé que su amor, su bendito amor
Me guiará hasta el fin.

II No le temo a nada pues Tú vas conmigo,
Guiando mis pasos por el buen camino.
Vaya donde vaya estaré seguro,
Porque Tú presencia
siempre va conmigo.

No le temo a nada, ni a la misma muerte,
Pues sé que si muero me uniré contigo.
Cruzaré desiertos, y en valles de sombras,
Mi alma segura, porque vas conmigo,
Nada temerá.

176. VIDA Y ESPERANZA



I
Cuando antes yo perdido estaba
Ignoraba el verdadero vivir
Confundido en esta vida andaba
Sin saber que algo había para mí.

Cuando alguien se cruzó en mi camino
Algo extraño dentro de mi pasó
Fue Jesucristo que tocó mi vida
Y a la vez mi paso enderezó.

Coro
Ahora que conozco a Dios
No volveré al mundo aquel
Mi vida en El volvió a nacer
En El completo estoy (Bis)
No hay otro como El (2ª vez)

II
A mi vida Cristo dió esperanza
Esperanza viva para mí
Hoy no quiero nada que me quite
Lo que Cristo ha comenzado en mí.

Ya muy pronto sé que de este mundo
Con la iglesia tengo que partir
Porque Cristo ha dicho en su Palabra
Yo me voy pero vendré por ti.

177. VAMOS YA



I
Voy adelante para poder llegar
Hacia un hermoso lugar
Está en el cielo; allá espero llegar
Contigo hermano !Vamos ya!

Coro
¡Sí, sí puedes! ¡Venceremos!
Se valiente un poco más.
Una corona, allá en la gloria,
Cristo nuestro rey nos la dará.

II
Mientras llegamos al reino Celestial
Todos tenemos que trabajar:
Hay muchas almas que no saben llegar;
Hay que enseñarles !Vamos ya!

III
Caminaremos en un mar de cristal,
Todo será felicidad,
Nos gozaremos por la eternidad.
Ven, vamos juntos. !Vamos ya!

178. COMPLETO ESTOY



Una vez Jesús me encontró perdido,
Me encontró hundido en el fango cruel;
De una vez, Jesús me mostró un camino
Y me dijo: “Amigo, ven a andar por él”.
Su mano extendió pero no entendía,
Yo no comprendía su santa intención;
Era como un ser que perdido estaba;
Como muda bestia, que no razonaba
Pero con sus cuerdas de amor me llamó.

Ahora que mi Jesús me halló
Ando con Él, hablo con Él,
Vivo con Él, río con Él
Y me gozo con Él;
Y si a mi vida llega la tristeza,
Cristo me consuela , y si estoy enfermo,
Él también me sana; porque con Jesús
Yo completo estoy.

179. RESTAURANOS



I
Señor, estamos ante Ti, porque queremos sentir
Tu gloria en nuestro ser.
Señor, restaura nuestro altar para ministrar
Con poder y autoridad.

Coro
¡Restáuranos! ¡Danos tu gloria!
Queremos verte obrar aquí.
¡Y llénanos con tu presencia!
Que tu pueblo te pueda sentir.
¡Señor, restáuranos!

II
Señor, Tú has prometido estar en todo tiempo
Al lado de tu pueblo.
Señor derrama tu poder, que todo nuestro ser
Se extasíe en tu presencia.

180. TODO ES VANIDAD



Por el mundo andaba solo y triste
Malgastando mi vida y mi juventud.
Lo que el mundo ofrecía: Todo era mentira.
Lo que el mundo ofrece: Todo es vanidad.

Coro
//Todo es vanidad, todo pasará, ...pero
Lo que ofrece Cristo, siempre permanecerá//

Hoy que me doy cuenta que todo es mentira
Todo es ilusorio, todo terminará,
Hoy brindo mi vida al Dios de la Gloria,
Al que permanece por la eternidad.

181. ANUNCIAR EL EVANGELIO



I
Si tú pensaras la necesidad
Que hay de hablar de las nuevas de amor
A esas almas que andan sin Dios,
En este mundo lleno de dolor,
No dejarías de hablar del Señor.

Coro
//Debemos anunciar el evangelio de Cristo el Señor;
Hay almas que salvar, que no conocen de su gran amor;
Debemos predicar las buenas nuevas de la salvación
Salid a predicar el evangelio de Dios//

II
Tú ya conoces a quien acudir
Cuando te agobia la dificultad,
Sé diligente y busca al señor,
Que hoy, mi Cristo te quiere usar
Para llevar esas nuevas de paz.

182. LA GRACIA DE JESÚS



I
Necesario es que yo reconozca en mi ser
Que el favor que he recibido sólo Jesús lo pudo hacer.
Necesario es que yo hoy pudiera valorar
//El que Dios me amara tanto, que de gozo, me da llanto. Yo le tengo que adorar//

II
En su gracia, mi Jesús mis pecados perdonó,
Y me amó de tal manera que en la cruz El los llevó.
Hoy yo quiero decidir con todo mi corazón
//Que mientras dure mi vida,
Con las fuerzas de mi alma, a Jesús he de servir//

183. QUIERO ADORAR A DIOS



A
Quiero adorar a Dios,
Quiero escuchar su voz,
Quiero sentir su mano,
Acariciarme a mí.

El Dios que el Universo
Lo hizo con poder,
Y su mano gloriosa
Al hombre hizo ser.

B
Mi Dios su grande amor mostró,
Cuando en la cruz murió por mí,
Mis males todos Él quitó,
Y libertado fui.

Toma Oh Dios te doy mi ser,
Pues sólo tuyo quiero ser,
Quiero servirte con amor .
Jesús de Nazaret.

184. AMIGO COMO EL



I
Por momentos pensé que todo terminó
Cuando pasos en falso yo di;
Creí que mis fuerzas podrían salvarme,
Pero solitario, triste, me sentí;
Caí de rodillas ante Jesucristo,
Clamé por su ayuda y me levantó.

Coro
Amigo como El, jamás podré hallar.
Aunque tenga todo y en abundancia,
Si El me faltara ya nada tendré. (Bis)

II
Oh Jesús, mi Señor, tu presencia en mí
Me guiará en los pasos que dé;
Tu Espíritu Santo me da fortaleza
Y toda tristeza de mí huirá;
Y así de rodillas podré adorarte,
Bendecir tu nombre por la eternidad.

185. MI RAZÓN DE VIVIR



I
Señor, Tú eres todo para mí;
Lo más bello en la vida es tu amor.
Cuando el sol de tu alborada alumbra mi porvenir,
Me despierto con deseos de adorar.

II
Ni las pruebas, ni las luchas me alejarán
Al contrario, más te busco en oración.
En escasez o en abundancia he aprendido a ser feliz
Porque Tú me has enseñado, Oh Señor.

Coro
Jesús , Tú eres todo:
Mi fe, mi esperanza, Tú eres mi amor;
Tu Espíritu Santo le ha dado a mi alma razón de vivir;
Eres la sonrisa que caracteriza mi felicidad;
Mis sueños de niño en ti hoy se hacen una realidad.

III
Estoy agradecido de Ti
Por tantas cosas lindas que me das:
Pusiste en mi alma y en mis labios tu canción;
Eso hace que me inspire más en Tí.

IV
He llorado muchas veces al pensar
Qué sería de mi vida si no estás;
Es por eso que te busco con mayor intensidad
Hasta extasiarme en tu gran amor.

186. DONDE ME ENVÍES YO IRÉ



Coro
Donde me envíes yo iré, Señor,
Donde me envíes yo iré,
A predicar tu amor, también la salvación;
Donde me envíes yo iré.

I
Al perdido mostraré, Señor,
Senda de vida y libertad;
Y no me cansaré, al mundo llevaré
El evangelio de la paz.

II
Las buenas nuevas hablaré, Señor,
A los perdidos por doquier;
Y no me cansaré, al mundo cantaré
Que Tú puedes salvar.

187. TU MISERICORDIA



I
Tu misericordia, es lo mejor que Tú
Has podido sentir, por el ser humano,
Después de tu amor, tu misericordia
La quiero sentir por siempre a mi lado.

Coro
//Tú eres mi Dios, y si a veces fallo
Tu misericordia me alcanza; sólo en Ti descanso.
Por eso es que hoy, mi Jesucristo
Tu misericordia por siempre quiero yo conmigo//

II
Viviendo esta vida, siempre en el camino
Nos presenta pruebas y sin percibirlo
A veces miramos lo que no debimos.
También muchas veces, otros han caído.

188. UN CORAZÓN ARREPENTIDO



I
Si vienes ante Dios arrepentido de corazón,
Porque le has ofendido y otra vez
Quieres buscar su camino: está bien

II
Si de verdad su amor
Te ha hecho tanta falta que hasta aquí
Has regresado a buscarlo, porque tú
Muy solo te encontrabas sin su amor.

Coro
El dice que no despreciará un pecador;
Porque El dice que no despreciará
Un corazón arrepentido
Aunque le haya ofendido. (Bis)

III
Si quieres regresar,
¿Quién dijo que es tarde para empezar?
No pienses en tu pasado, ya pasó;
Ahora sigue adelante: Busca a Dios.

IV
Si alguien por ahí
Te ha hecho mucho daño, y también
Quiere que tú le perdones, oye bien:
Tú tienes que perdonarle por tu bien.

189. TUS MORADAS



I
Cuan hermosas son tus moradas
Oh Jehová de los ejércitos
//Las anhela mi alma con mucha ansiedad//
Una cosa he demandado
A Jehová y la buscaré:
Que esté en su casa
Todos los días de mi vida,
Para contemplar su hermosura
Adorando en su santo templo

Coro
//Mi corazón y mi alma
Cantan al Dios vivo//
Aún el gorrión halla casa
La golondrina nido
//Cerca de tus altares
Oh Jehová de los ejércitos//

190. AVIVANDO EL FUEGO



I
Ya llegó el tiempo de avivar el fuego
Y revivir aquel primer amor;
Que se derrame aquí de nuevo
Como en Pentecostés se derramó.

Coro
Que descienda de lo alto ese fuego celestial,
Ese fuego que nos hace saltar,
Y en nuevas lenguas también puedas hablar
Ese idioma que no entiende Satanás.

II
Si el enemigo quiere extinguir el fuego
y apagar en tí el Espíritu de Dios
Si tú juntas los carbones se enciende más el fuego
Y la llama se levanta más y más.

191. SOLO HABÍA OSCURIDAD



I
Sólo había oscuridad...
Llanto y dolor...
Nuestra pobre Colombia
No tenía Salvación;
Sólo sombras de muerte
Abrazaban a nuestra nación,
//Olvidados del mundo,//
Pero de Dios, no.

II
El Señor ya tenía
Corazón preparado
Para esta bella obra
Que hoy contemplamos:
Es la gracia de Cristo
Que se ha manifestado,
Por el poder de Dios,
Para la salvación
Del pueblo colombiano.

Coro
Hoy podemos cantar: ¡Libertad!
Hoy podemos gritar: ¡Libertad!
//Jesucristo el Señor//
Nos dió libertad,
Porque en su bondad, ( ¡libertad!)
Nos mandó mensajeros de Paz
//Conocimos su Nombre//
Por el Santo evangelio de paz.

III
Cuando resplandeció
La luz del evangelio
Pude ver a mi Cristo
En la cruz colgado.
Entendí que su obra
Fue para redimirnos:
Las cadenas rompió,
Vida eterna me dió;
¡Libre soy del pecado!

192. OFRENDA ESPECIAL



I
Nuevamente estoy aquí
Adorando a mi Señor
Por haberme amado tanto, tanto, tanto.
Una ofrenda especial he venido a ofrecer
Por haberme dado tanta bendición.

No hay lenguaje, ni palabras
Para poder expresar
Lo que siento aquí en el alma;
¡No puedo callar!

Coro
Grande favor ha hecho Cristo en mí,
Lo tengo que decir, y las palabras no alcanzan;
Su bendición no se alejó de mí,
Por eso estoy aquí adorándole.

II
Olor grato para Dios:
Mi alabanza llegue a El,
Traspasando el mismo cielo en su presencia;
Y postrado ante sus pies,
Un buen siervo quiero ser;
Oh señor con tu poder dirígeme.

No hay lenguaje, ni palabras
Para poder expresar
Lo que siento aquí en el alma;
¡No puedo callar !

193. LA GLORIA DE DIOS



I
Llegaremos un día a la gloria,
Combatiendo las fuerzas del mal;
Jesucristo nos da la corona
Si llegamos con El al final.
Y aunque el diablo se levante furioso,
Con astucia nos quiera engañar,
Nuestro Dios es más poderoso:
En sus brazos nos ha de guardar.

Coro
//La gloria... la gloria, Tú mereces, Señor,
Que te demos la gloria//

II
Cuando estemos con Cristo en su gloria
Ya no habrá más tristeza y dolor,
Mientras tanto corred con paciencia,
La carrera que El nos dejó.
Por la fe viviremos con Cristo,
Reinaremos en gloria con El,
Cantaremos por siempre alabanzas,
¡Aleluya al Supremo Rey!

194. AYUDAME A SERTE FIEL



I
Quiero agradecerte este inmenso amor
Que cambió mi vida dándome perdón;
Hoy, agradecido te ofrezco lo que soy,
Un sacrificio vivo para Ti.

Coro
Ayúdame a serte fiel, a vivir en santidad
A tenerte siempre en mí,
A darte siempre más de mí
Y no mirar atrás lo que antes fui.

II
Sé que a mi lado siempre estarás,
Y con tu poder, Señor, me sostendrás
Fuerzas me darás para así continuar
Sirviéndote por la eternidad.

III
Dame tu poder, para así vencer,
Dame de tu luz, para así brillar,
Y a los perdidos siempre alcanzar
Con pruebas del Dios de todo poder

195. ROCA ETERNA



I
Camino voy al mas allá, donde no hay sombras,
Donde no hay llanto ni dolor, ningún quebranto;
Sólo habrá, paz vida eternal para el cristiano
Que siempre va adelante en el día de Cristo
Hasta el día final.

Coro
Con Jesús, con Jesús, no hay nada que temer:
Es la roca eterna de los siglos,
Es el escondedero, el refugio seguro
Que nos libra del mal

II
Luchas tendré mientras yo voy por el camino,
Confiando en Cristo llegaré a mi destino;
El adversario no podrá nunca impedirlo,
Porque Cristo ha vencido todas las potestades
Con su muerte en la cruz

III
Tribulación, persecución, ningún peligro
Podrá apartarnos del amor de Dios en Cristo.
Por qué temer la juventud que sigue a Cristo
Si el mundo esta vencido; si nosotros confiamos
Venceremos también.

196. SALMO 20



I
Jehová te oiga y te defienda,
Desde Sión socorro te dé;
Con su mano mi Dios te sostenga,
Resplandezca su rostro sobre tí;
Holocaustos y todas tus ofrendas
En sus manos reciba Jehová,
Y en presencia de Él estés
Desde ahora y para siempre.

Coro
Jehová es bueno, Jehová es bueno, mi Dios es amor.
Su misericordia, su misericordia El nos concedió;
Nos alegraremos en su salvación.
En el nombre de Dios te conceda Jehová
Todas tus peticiones.

II
En tu Diestra nos apoyaremos
80 Es el brazo santo de Jehová;
Para siempre seguros estamos
Al amparo del santo de Israel.
Los que en sus vanas fuerzas confían
Jamás permanecerán,
Más el que confía en Dios
Permanece para siempre.

197. EL BUEN PASTOR



I
Amigo, yo te invito que aceptes hoy a Cristo;
Entre Dios y los hombres no hay otro mediador,
Que nos conduzca al cielo, que nos de vida eterna,
Y que pueda brindarnos también la salvación.

Coro
//Jesús, el buen pastor, vela por sus ovejas.
Cuando un alma se entrega rendida a Jesucristo
Es una oveja más//

II
Amigo, tú que vagas perdido en las tinieblas
Sin ninguna esperanza de tener salvación,
Te recomiendo a Cristo, acéptale hoy mismo;
Y seguro te digo: Feliz tú vivirás.

III
Su venida está cerca lo dice su palabra
Ven prepárate, amigo, si quieres ir con El
A una ciudad hermosa que tiene calles de oro;
Allí estarás por siempre con Cristo, el salvador.

198. CLAMOR POR COLOMBIA



I
Cuando siento que la tierra gime de dolor,
Al sentir que la sangre corre por doquier.
Es la angustia de mi pueblo que muere diariamente.
¡Cómo me duele a mí, mi querido país!

Dios, te ruego que pongas hoy tu mano
En mi amada Colombia,
Donde el mal parece ya reinar
Sobre el derecho y la verdad;
Me interpongo entre mi pueblo
Y el que lo quiere destruir,
Te ruego, mi Jesús, por mi amado país.

Coro
Lloro, sufro y clamo a tí por Colombia,
Quiero la paz que das para mi pueblo;
Abre Tú los ojos de mis hermanos
Y puedan recibir de Ti, completa paz (la libertad).

II
Cada día se canta entre mi gente:
“¡Oh gloria inmarcesible!,”
Recordando vagamente al que murió en la cruz.
Sin embargo, por las calles los veo indiferentes,
¡Cómo me duele a mí, mi querido país!

Dios, te pido que esa
Gloria ellos puedan sentir,
Y que tengan un motivo
Por el cual puedan vivir.
Dios, te ruego que tu sangre
Cubra a todo colombiano,
Te clamo, mi Jesús, por mi bello país.

199. VIDA Y LIBERTAD



I
Si me preguntan que quién ha cambiado mi vida
Así tan de repente,
Responderé con el alma que fue Jesucristo
Quien cambió mi suerte,
Que la alegría que ahora siento
Es porque vive aquí en mi mente,
Y que si hoy vivo contento
Es porque Dios quiso mi alma salvar.

II
Para mí fue una experiencia muy triste
Vivir en el mundo sin Cristo,
A cada paso que daba sentía que mi vida
Iba rumbo al abismo,
Las diversiones no llenaban
El gran vacío de mi alma,
Sólo Jesús con grande calma
Me pudo dar la vida y la libertad.

III
¡Ay de aquellos que vagan pensando que el mundo
Los puede salvar!
La salvación de las almas sólo en Jesucristo
Se puede encontrar.
No vagues más en el pecado,
Ven y reposa en Él confiado,
Aléjate del mundo malo:
Ven a Jesús y tendrás la redención.

200. EL NUEVO NACIMIENTO



I
Hay un nuevo nacimiento
En Jesucristo mi Salvador,
Para todo aquel que cree
En la palabra de Dios;
Ella te da nueva vida
Si la recibes en tu corazón;
Deja que en tu alma fluya
El gozo eterno de la salvación.

Coro
El que no nace de nuevo
No puede ver el reino de Dios;
Jesús dijo a Nicodemo:
Tú necesitas la salvación,
Porque para entrar al cielo
Debe morir el hombre anterior;
Todas las cosas son nuevas
En Jesucristo, mi Salvador.

II
Si no recibes a Cristo
No puedes ver el Reino de Dios;
Deja que mi Dios engendre
Nueva criatura en tu corazón,
Sólo cree en su Nombre Santo,
Unico Nombre de salvación;
Pasarás de muerte a vida:
Nueva criatura en Jesús serás.

201. LA PAZ RENACERÁ



I
Ha pasado el atardecer,
Ha llegado el anochecer,
Siento miedo al mirar,
La penumbra llegar,
Porque en ella se oculta el mal.
Ya las sombras cubren la ciudad,
Ronda el miedo en cada lugar,
Se oye un carro pasar,
Un disparo sonar,
Un quejido en la oscuridad.

Coro
Aquí estoy yo, confiando en Dios
Yo sé que ÉL me guardará,
A mi familia cuidará
Bajo sus alas de bondad,
Y el malo nunca llegará,
Porque el Señor lo detendrá.
Y tengo fe que en mi país
Pronto la paz renacerá.

II
Hoy los niños se escuchan llorar
Y las viudas también sollozar
¡Oh, Señor! ten piedad,
De esta linda nación
Que ha perdido la tranquilidad.
Ya la vida no tiene valor,
Y se mata por satisfacción,
¿Qué se hizo el amor?
Ya no hay compasión:
Es que el mundo se olvidó de Dios.

202. JEHOVÁ ES MI PASTOR



I
Jehová es mi Pastor y me guarda,
A su lado nada faltará;
En lugares de delicados pastos
Tiernamente me pastoreará,
Aguas frescas siempre encontraré,
Y mi alma El confortará;
Me guiará por sendas de justicia,
Y a su lado nada faltará.

Coro
Aunque ande en valle de sombra de muerte
No temeré mal alguno,
Porque Jehová, mi Dios,
Estará conmigo;
Su vara y su cayado
Me infundirán aliento,
//Y en la casa de Jehová//
Moraré largos días.

II
Aderezas la mesa ante mí
En presencia de mi angustiador,
Has ungido mi cabeza con aceite,
Mi copa rebosa de amor;
Ciertamente la misericordia
Y el bien día a día me seguirán,
Y hoy alzo mi voz hasta el cielo,
Porque Jehová es mi Pastor.

203. UN NUEVO DIA



I
Un nuevo día llegará cuando el Señor vendrá a buscar
Al pueblo que compró
Y en el cielo habrá una fiesta, una fiesta sin igual
Con el cordero de Dios.
Un nuevo día llegará y el dolor se acabará,
No habrá mas aflicción
Por eso hermano mío ten confianza en tu Dios,
Persevera en tu labor.

Coro
Viviremos para siempre al lado del Salvador,
El dolor olvidaremos sólo gozo allí habrá,
Canción nueva le daremos al que un día nos salvó,
Será un gozo inefable que no lo debes perder.

II
Persevera hasta el final, el tiempo difícil es
Y las pruebas muchas son
Las señales que El dejó ya cumpliéndose están
Y pronto el Señor vendrá
Como ladrón en la noche y nadie lo esperará,
Así el Señor vendrá
Y solo los que le esperan al cielo los llevará
Para gozar de su paz.

204. NOS IREMOS



I
//Ya pronto nos iremos mas allá de las estrellas,
Allí está Cristo Jesús preparándonos un lugar//
//Si los hombres se están preparando
Para ir a los planetas,
Nosotros nos iremos mas allá del sol//

Coro
///Nos iremos///
al cielo con Jesús (bis)

II
//Dinero no hace falta para comprar el tiquete,
Sólo si tú te arrepientes al cielo también irás//
//No se necesitan cohetes para ir al cielo,
Solo un arrepentimiento y santidad a Dios//

205. CRISTO VIENE PRONTO



I
Cristo viene muy pronto ya,
Las señales lo están diciendo;
De guerras y rumores se escucha hablar,
De hambres y pestilencias;
Temblores y terremotos hay
En diferentes lugares,
Angustia reina en la gente
Y gran confusión.

Coro
Yo quiero irme con Cristo,
Yo quiero estar con Cristo,
Yo quiero vivir con Cristo,
Allá en la eternidad.

II
El amor de muchos se enfriará
Por ser tanta la maldad;
Los hijos contra el padre se levantarán
La ciencia se aumentará.
Y seréis aborrecidos de todos aquí
Por el Nombre de Jesús,
Y muchos en Su Nombre
Saldrán y engañarán

III
Así como en los días de Noé,
este mundo seguirá
Caminando perdido en la maldad,
De Dios se burlarán.
Las potencias de los cielos
Se conmoverán,
El Señor aparecerá,
Su pueblo escogido
Con Cristo se irá.

206. JESUCRISTO ES DIOS



I
Si en el camino en que andas
Incoherencias tú ves:
Unos dicen que hay dos dioses,
Otros te dicen son tres,
Mas hoy yo quiero explicarte
Que Dios tan solo uno es.
//Muchos son sus atributos,
Muchas sus manifestaciones,
Mas su Nombre uno es//

Coro
No te dejes confundir,
Porque Jesucristo es Dios;
El es el Alfa y la Omega,
El es el mismo Gran Yo Soy;
En el principio era el verbo
Y el verbo era Dios,
Ese verbo se hizo carne:
Claro está que Cristo es Dios.

II
Felipe le dijo a Cristo:
“Señor, muéstranos a Dios.
Tan sólo esto nos basta”;
Y Cristo le respondió:
“Tanto tiempo estoy contigo
Y no sabes que Yo Soy”.
//Jesucristo lo declara:
“Yo y el Padre uno somos”
Claro está que Cristo es Dios//

207. EL GRAN REY



I
Hace ya dos mil años que
En Belén nació un bebé,
Ese niño que anunciado fue
Por el rollo escrito de la ley
Vino y nos mostró su Gloria,
La Gloria de El.

II
Fue creciendo y un muchacho fue,
Obediente y creciendo en saber;
Cuando hombre se le oyó decir:
“Nadie viene a Dios, sino por mí”
Hoy ya no es un niño:
Es mi Señor y Rey.

Coro
Está sentado hoy en el trono de Dios / porque
Es Dios omnipotente:
Tiene todo el poder,
Glorificado es El,
Su nombre es Jesús;
Los ángeles le alaban (y su iglesia le adora)
Porque El es El Gran Rey.

III
Ahora soy templo yo de El
Porque habita dentro de mi ser.
Hoy su iglesia revestida está
Del poder que mi Jesús le da.
Siento que Jesucristo vive
Y está en este lugar.

208. EL VENDRÁ



I
Nos estamos preparando
Para un evento fiel,
Porque Cristo en las nubes
Pronto, pronto va a volver.
A su pueblo llevará
A su patria celestial,
Y seremos victoriosos
Por toda la eternidad.

Coro
El vendrá, sí, volverá;
Y su pueblo que le espera
Siempre listo debe estar.
El vendrá, sí, volverá
A buscar su Iglesia santa
Que le verá.

II
Debes estar preparado,
No te vayas a quedar;
La tristeza viene al mundo,
Y tribulación habrá;
Perfecciona tu camino,
Reconcíliate con El,
La venida de mi Cristo
No se demorará.

III
¿Quieres ser feliz? (Si)
Pues entonces ¿que esperas?
Si quieres, verás
Su poder y majestad.

¿Quieres ser feliz? (Si)
Pues entonces ¿que esperas?
¡Oh, si quiero verte!
Ven Jesús.

209. LA GRAN HERENCIA



I
Cantemos todos al Rey / y Señor del universo,
Alabémosle también /con aplausos y con versos
Démosle gloria y loor / al Señor de las alturas;
Porque en su inmenso amor
Nos miró con gran ternura.

Coro
//Nos ha dado gran herencia
Allá en su santa y eterna mansión,
No nos cansemos hermanos
De adorar por siempre a nuestro Señor//

II
Meditemos en su amor y en su sacrificio santo:
Por nosotros padeció y llevó nuestros quebrantos.
Elevemos hoy hermanos / sacrificios de alabanza
A Jesús el Padre Eterno,
Que es nuestra gran esperanza.

210. AQUÍ ESTA JESUS



Coro
//Aquí esta Jesús
Derramando de su bendición;
Los santos, en comunión
Le damos gloria al Señor//

I
Qué bello es estar en la comunión
Del pueblo que alaba al Señor,
Del pueblo que con sangre ha comprado,
A quien su gloria ha manifestado.
El fue a morir por mí en la cruz,
Pero hoy vive dentro de mí.

II
Yo quiero sentir a Cristo Jesús
Muy dentro de mi corazón;
Yo sé que siempre ha estado a mi lado,
Y sé que nunca me ha dejado;
Lo he sentido junto a mí
Pero hoy lo siento dentro de mí.

211. HAY UNA VOZ LLAMANDO



I
Hay una voz llamando dulcemente hoy,
Hay un amor inmenso que tú debes proclamar,
Hay un millón de jóvenes que tú podrías alcanzar;
Solamente en Jesús / dispondrás de la luz
Que su noche acabará.

Coro
Esfuérzate / sé valiente en la lucha
Recuerda / que eres hijo de Dios
Las tinieblas son muchas,
Y tu luz hoy se apaga
Cuando más debía brillar;
Si confías siempre en Él, jamás fracasarás

Proseguir al blanco, que es Cristo,
Es el tema a tratar;
Antes, en todas estas cosas
Más que vencedor serás.
//Como el águila sube al fin
Y surca el cielo sin afán,
Jesucristo te ha dado a tí
La fuerza que te sostendrá//

II
El ha puesto en tu boca palabras de amor
Para salvar, sanar y darle vida al pecador,
Que cada día, sin saber, se hunde más en el dolor;
Oye con atención, mira a tu alrededor,
Ve y responde a su clamor.

212. JESÚS, MI FAMILIA ES PARA TI



Coro
Jesús, mi familia es para Ti,
Jesús, es un sueño para mí;
Que cada día en tu presencia juntos podamos andar;
Jesús, mi familia es para Ti.

I
Permite que hoy
En la sonrisa de los niños vea tu amor;
Ayúdame a ver
De los ancianos en sus canas el saber;
Permite que al fin / de mi carrera,
De mi hogar pueda decir:
¡Heme aquí, Maestro!
Lo que pusiste en mis manos, traigo a Ti.

213. A PUNTO DE VOLVER



I
Cada día más se acerca,
La venida del Señor
Todo se está cumpliendo,
Como escrito está,
El amor se ha perdido, rumores de guerras hay,
Cristo alerta a su pueblo
Que está a punto de volver

Coro
//Debemos estar preparados
Porque pronto vendrá
Aquel que un día a su pueblo
Prometió llevar
Y el que preparado no se encuentra
Lo va a lamentar,
Porque Cristo está a la puerta, es la realidad.

II
Esta es una voz de alerta,
Que Cristo nos hace hoy
Debemos estar velando,
Pues Él pronto volverá
Porque aún, un poco más
Y el que ha de venir vendrá
Cristo viene pronto, hermanos
Esto es una realidad.

214. TODO ES DISTINTO



A1
Hay hombres que dicen / en su corazón:
“De alguna manera / al cielo yo voy”
Se visten de ovejas,/ pero no lo son
Y se justifican /en su religión.

Estribillo
Pero
//Todo es distinto//
//En el Reino de Dios// (bis)

B
En el Reino de Dios, / todo es diferente:
Si no naces de nuevo / nunca lo podrás ver.
Lo voy a describir / paradójicamente
y si eres valiente / hoy lo puedes tener:

C
Aquí se sube, bajando;
Aquí se vive, muriendo;
Al humillarnos, reinamos
Y aún sufriendo, gozamos
Aquí recibimos, dando
Y hasta ganamos, perdiendo;
//Al que nos odia, le damos amor
Y creemos, para ver//

Porque todo es distinto ...

A2
Algunos predican su propia versión
De las escrituras: No tienen temor;
Y otros se dedican a hablar del Señor,
Pero no conocen a mi Salvador.

Pero todo es distinto ...

215. SIEMPRE FELIZ



I
Te adoro mi Señor porque eres digno,
Te adoro mi Señor porque erestodo para mí
Tú has sido mi refugio en el dolor,
Y en mi tristeza, mi consolador.

Mis labios hoy publican tu alabanza,
Mi ser se inspira dándote loor,
Mi alma hoy se eleva a las alturas,
Brindándote mil versos con amor.

Coro
Gracias mi Señor, mil gracias;
Tú eres la razón de mi existir.
En Ti vivo confiado,
Porque Tú eres mi amparo,
Porque Tú eres la vida para mí;
Y soy ///feliz/// siempre feliz.

II
Mirando las estrellas en la noche,
Mirando en la mañana ese lindo amanecer,
Mi alma se extasía al pensar
Lo grande que eres, mi Señor, Jesús.

Mis labios hoy publican tu alabanza,
Mi ser se inspira dándote loor,
Mi alma hoy se eleva a las alturas,
Brindándote mil versos con amor.

216. POR TI SOY FELIZ



I
Tan necesario eres Tú
En mi existencia, Señor;
Eres mi bien en el mal,
Eres mi paz en la guerra,
Eres mi Consolador
Cuando me encuentro en tristezas,
Eres quien cura mi mal
Cuando mi cuerpo se enferma.

Coro
Eres luz / celestial
Que ilumina mis negras tinieblas;
Y sin Ti, / sé que no
Lograría superar mis problemas.
Y hoy por Ti / soy feliz,
Por que sé que Tú alivias mis penas.
Por tu Bien / sé que ya
En el cielo tengo una corona.

II
Eres mi amigo ideal
En el momento de pruebas;
En Ti yo puedo confiar
Mis horas de tristes penas;
Yo te siento sonreír
Cuando he triunfado en las pruebas,
Pero te escucho llorar
Cuando alguien deja tus sendas.

217. CANTICO DE MOISES



Grandes, maravillosas son tus obras
Señor Dios Todopoderoso;
Justos y verdaderos son tus caminos,
Rey de los santos.

Quién no te temerá, Señor;
Y glorificará tu Nombre?
Pues sólo Tú eres Santo;
Por lo cual todas las naciones

Vendrán y te adorarán
Porque tus juicios se han manifestado;
Por lo cual todas las naciones
Vendrán y te adorarán,
Pues sólo Tú eres Santo.

218. JESUCRISTO, UNICO DIOS



I
Jesucristo, el único Dios,
Cuando desde los cielos miró
A la raza caída,
Los escombros del hombre encontró,
Porque lo que el pecado dejó
Fue miserias y ruinas.
Y su Trono de Gloria dejó,
Y en su Nombre una senda trazó
A las almas perdidas,

Y su cuerpo en ofrenda ofreció,
Y hasta la misma tumba bajó,
Para darnos la vida;
Y al pecado el imperio quitó,
Y a la muerte, la muerte le dio,
Nos curó con su herida.

II
Jesucristo, el Hijo de Dios
Que en rescate del mundo lo dio,
Por su amor infinito,
Es digno de la bendición,
La alabanza, la gloria y honor,
Por siglos de los siglos;
A la Diestra de Dios se sentó,
Y su Espíritu Santo le dio
A su Iglesia bendita;

Y por eso le damos loor,
Y esperamos con fe y devoción
Su segunda venida.
Y al pecado el imperio quitó
Y a la muerte, la muerte le dio,
Nos curó con su herida.

219. TU VIDA CAMBIARÁ



I
¿Por qué pereces de hambre //habiendo pan...//
Y desfalleces de sed, //si agua hay?//
//Levántate y camina / que Jesús te da la paz
Una paz que no termina, /no como el mundo la da//

Coro
Y habrá gozo en el cielo,
Y en tu alma, libertad;
Si te entregas ahora mismo a Jesucristo,
te salvará.

Y habrá gozo en el cielo,
Y en tu alma, libertad,
Y serás un hombre nuevo
Y tu vida cambiará.

II
Te sientes decepcionado //Habiendo amor//
Enfermo triste y cansado /si hay poder en el Señor
//Levántate y camina /que Jesús te da la paz
Una paz que no termina, /no como el mundo la da//

220. CERCANO ESTA EL SEÑOR



I
Cercano esta el Señor Jesús
A todos los que le invocan,
A todos los que le invocan
De todo corazón.

Encomienda tu camino
A Jesús, el buen pastor.
//Confía en Él, y Él hará
Y obtendrás la respuesta//

Coro
No hay otro como Él,
Es fiel y verdadero,
Tú eres mi único Dios,
Creador y Redentor.
Por siempre te honraré
Y tu Nombre invocaré, Jesús

//Adoro tu Nombre,
Bendigo tu Nombre,
Jesús de Nazaret.//

II
Cuando tu alma angustiada esté
Clama de corazón,
Clama de corazón
A Jesús, el Salvador

Y verás muy pronto su mano en ti,
La victoria en Él tendrás,
//Confía en Él y Él hará,
Y obtendrás la respuesta.//

221. DIOS NO SE VA DE TI



I
Cuando piensas que en las pruebas
Que por ser cristiano tienes
Se ha ido Dios de ti;
Cuando estás orando sientes
Que tu voz ya no es oída:
¡Te sientes morir!

Debes entender, mi hermano
Que mientras tú seas cristiano,
Mi Dios nunca se va,
Pues, mientras tú / vivas en santidad,
Mi Jesucristo / nunca te dejará.

Coro
No se va, (no se va)
Mi Dios de ti ( no se va)
La gracia de mi Dios /está contigo, mi hermano.
Cuando tú estés así, /algo mejor quiere para ti,
Pues su poder / es fuerte en debilidad.

II
Cuando las pruebas aumenten
Y la tentación arrecie
Pídele a Dios por ti
Pues mi Dios ha prometido
Que estará siempre contigo
Victoria tendrás al fin.

Debes entender, mi hermano,
Que mientras tú seas cristiano,
Mi Dios nunca se va;
Pues mientras tú / vivas en santidad,
Mi Jesucristo / nunca te dejará.

222. POR QUE ME AMAS



I
Hace mucho tiempo he querido saber
Por qué Cristo tuvo que morir por mí;
Y su grande amor no puedo comprender
Por más que lo intento.

Se lo he preguntado a la luna y al sol,
Y ellos no han querido hablar de su amor,
Sólo me han contado la Gloria de Dios,
Y no dicen nada.

Coro
¿Por qué me amas?
¿Por qué me amas, Jesús?
Si yo no hice nada para merecer
Tanto amor.
¿Por qué me amas?
¿Por qué me amas, Jesús?
Algún día yo lograré comprender
Tu inmenso amor.

II
El amor de Dios es inmenso caudal,
Dulce como el agua de un gran manantial,
Se lo he preguntado a la tierra y a el mar,
Y no dicen nada.

Por más que me esfuerzo, no logro entender
Por qué quiso amarme, sin yo merecer
Ese amor tan grande, que pudo lograr
Que también le amara.

III
Ahora yo le amo con todo mi ser,
Y quiero entregarle todo lo que soy,
Pues me amó primero, y lo hace además
Con amor eterno.

Siendo yo enemigo, me reconcilió,
Me hizo su amigo y luego murió,
Para dar su vida en rescate por mí:
¡Oh, qué amor tan grande!

223. UN SACRIFICIO VIVO



I
¿Has buscado la paz y divino solaz
Y deseas que crezca tu fe?.
Pero te es menester alma y cuerpo traer
Al altar cual ofenda a tu Rey.

CORO
¿Te has puesto en el santo altar de tu Dios?
¿Te has entregado al Señor?
Sólo así tú tendrás su descanso y solaz,
Y sus ricas delicias de amor.

II
Para andar con Jesús y gozarte en la luz,
Y vivir libre de la maldad;
Lleva presto al altar para sacrificar
Lo que tengas a su voluntad.

III
No podemos saber, ni por gracia tener;
La dulzura de su bendición;
De colmarnos de amor del bendito Señor,
Sin rendirnos en consagración.

IV
Satisfecho estarás, paz y gozo tendrás,
Un amor cual las ondas del mar;
Y verás lo que es el sentarte a tus pies,
Cuando traigas tu todo al altar.

224. DIOS ME SANTIFICO



I
Andando yo errante sin Dios y sin perdón,
Jesús amante y tierno me tuvo compasión,
En su bondad me invita, con gozo acepté,
De gracia infinita, mi alma llena fue.

CORO
¡Me santificó! ¡Con su gran poder!,
En aquel instante cambio yo sentí;
Su gracia me llenó y transformó mi ser,
El amor triunfante vino sobre mí.

II
En abrumante prueba sentía desmayar,
Pedí potencia nueva para poder triunfar,
Buen Dios omnipotente mi alma tiene sed,
De tu preciosa fuente de gracia y merced.

III
Pedí su gran promesa, «Bautízame Señor»
Quemando la impureza me dio perfecto amor,
con fuego de los cielos purificó mi ser,
conforme a mi ruego, me dio su gran poder.

IV
¡Ya vino! Sí, ¡ya vino! Mi alma cantará,
Espíritu divino, que me confortará,
De herencia de pecado, el limpiará mi ser,
Mi vida ha cambiado: ¡Glorioso amanecer!

225. CRISTO LA ROCA



I
En las olas inmensa, de embravecido mar,
Que asaltan de mi alma la pobre embarcación,
De rodillas a Cristo clamé, y el huracán,
Deshecho fue al instante a la voz de Dios.

CORO
Es Cristo la roca, el ancla de mi fe,
Los males, lamentos y ayes de temor,
Terminaran por siempre, con mi supremo Rey;
Es Jesucristo mi refugio.

II
Me guarda de peligros, de pruebas, de dolor;
Él manda que los vientos no agiten tempestad,
Los mares se detienen, la ola reposó,
Y en Cristo fijo el ancla, confiando más.

III
Mi dulce Salvador, sí, mi hermoso Amigo y Dios,
Que libra de tristezas y aleja amarga hiel,
Por fe yo iré al cielo, mansión del Ser de amor,
La fuente inagotable de dicha y bien.

226. ¡OH! YO QUIERO ANDAR CON CRISTO



I
¡Oh! Yo quiero andar con Cristo,
Quiero oír su tierna voz,
Meditar en su palabra
Y cumplir su voluntad.
Consagrar a Él mi vida,
Mis dolores y afán;
Y algún día con mi Cristo,
Gozaré la claridad.

CORO
¡Oh, sí, yo quiero andar con Cristo!
¡Oh, sí, yo quiero vivir con Cristo!
¡Oh, sí, yo quiero morir con Cristo!
Quiero serle un testigo fiel.

II
¡Oh! yo quiero andar con Cristo,
Él es mi ejemplo fiel;
En la Biblia yo lo leo,
Y yo sé que es la verdad.
Cristo era santo en todo,
El Cordero de la cruz;
Y yo anhelo ser cristiano,
seguidor de mi Jesús.

III
¡OH! Yo quiero andar con Cristo,
De mi senda Él es la luz,
Dejaré el perverso mundo
Para ir al Salvador.
Este mundo nada ofrece,
Cristo ofrece salvación;
Y es mi única esperanza
Vida eterna hallar con Dios.

227. A JESUCRISTO VEN SIN TARDAR



I
A Jesucristo ven sin tardar,
Que entre nosotros hoy Él está,
Y te convida con dulce afán,
Tierno diciendo: «ven»

CORO
¡Oh cuán grata es nuestra reunión,
Cuando allá, Señor, en tu mansión,
Contigo estemos en comunión,
Gozando eterno bien!

II
Piensa que Él solo puede colmar
Tu triste pecho de gozo y paz;
Y porque anhela tu bienestar,
Vuelve a decirte: «ven»

III
Su voz escucha sin vacilar,
Y grato acepta lo que hoy te da,
Tal vez mañana no habrá lugar,
No te detengas, «ven»

228. JUNTO A LA CRUZ



I
Junto a la cruz do Jesús murió,
Junto a la cruz do salud pedí,
Ya mis maldades Él perdonó,
¡A su nombre gloria!

CORO
¡A su nombre gloria!
¡A su nombre gloria!
Ya mis maldades Él perdonó,
¡A su nombre gloria!

II
Junto a la cruz donde le busqué
¡Cuán admirable perdón me dio!
Ya con Jesús siempre viviré,
¡A su nombre gloria!

III
Fuente preciosa de salvación,
¡Qué grande gozo yo pude hallar!,
Al encontrar en Jesús perdón,
¡A su nombre gloria!

IV
Tu, pecador que perdido estás,
Hoy esta fuente ven a buscar,
Paz y perdón encontrar podrás,
¡A su nombre gloria!

229. EN BUSCA DE OBREROS



I
Cristo está buscando obreros hoy,
Que quieran ir con Él;
¿Quién dirá: «Señor contigo voy,
Yo quiero serte fiel»?

CORO
¡Oh! Señor, es mucha la labor
Y obreros faltan ya;
Danos luz, ardiente fe y valor
Y obreros siempre habrá.

II
Cristo quiere mensajeros hoy,
Que anuncien su verdad;
¿Quién dirá: «Señor yo listo estoy,
Haré tu voluntad»?

III
Hay lugar si quieres trabajar,
De Cristo en la labor;
Puedes de su gloria al mundo hablar,
De su bondad y amor.

IV
¿Vives ya salvado por Jesús.
Su amor conoces ya?
¡Habla pues, anuncia que en la luz,
De Cristo vives ya!

230. ¡OH, JOVENES VENID!



I
Oh! Jóvenes venid, su brillante pabellón,
Cristo ha desplegado ante la nación,
A todos en sus filas os quiere recibir
Y con Él a la pelea os hará salir.

CORO
¡Vamos a Jesús, alistados sin temor!,
¡Vamos a la lid, inflamados de valor!
Jóvenes luchemos todos contra el mal:
En Jesús llevamos nuestro general.

II
¡Oh! Jóvenes venid, el caudillo Salvador,
Quiere recibiros en su derredor;
Con Él a la batalla salid sin vacilar,
Vamos pronto compañeros, vamos a luchar.

III
Las armas invencibles del jefe guiador,
Son el evangelio y su grande amor;
Con ellas revestidos, y llenos de poder,
compañeros, acudamos, vamos a vencer.

IV
Los fieros enemigos engendros de Satán,
Se hallan sostenidos por su capitán;
¡Oh! Jóvenes vosotros poneos sin temor,
A la diestra del caudillo nuestro Salvador.

V
Quien venga a la pelea, su voz escuchará,
Cristo la victoria le concederá;
Salgamos, compañeros, luchemos bien por Él,
Con Jesús conquistaremos inmortal laurel.

231. ¡TRABAJAD! ¡TRABAJAD!



I
¡Trabajad! ¡Trabajad! Somos siervos de Dios,
¡seguiremos la senda que el Maestro trazó!
Renovando las fuerzas con bienes que da,
El deber que nos toca cumplido será.

CORO
¡Trabajad! ¡Trabajad!
¡Esperad y velad!
¡Confiad! ¡Siempre orad!
Que el Maestro pronto volverá.

II
¡Trabajad! ¡Trabajad! Hay que dar de comer,
Al que pan de la vida quisiere tener;
Hay enfermos que irán a los pies del Señor,
Al saber que de balde los sana su amor.

III
¡Trabajad! ¡Trabajad! Fortaleza pedid,
El reinado del mal con valor combatid;
Conducid los cautivos al Libertador,
Y decid que de balde redime su amor.

232. TODO EN TODO ES JESUCRISTO.



I
Pues la gracia de mi Señor y Rey,
Me compró y libertó,
En mi corazón hay alegre son,
De loor al Redentor.

CORO
Todo en todo es Jesucristo,
Más que el mundo para mí,
Es más bello que los lirios
O que una rosa carmesí.

II
El desierto en huerto Jesús tornó,
Con su flor de buen olor
Y como el rubí más precioso a mí,
Es mi amante Salvador.

III
Él me da solaz y descanso y paz,
En la dulce comunión,
Él vive en mi ser soy feliz doquier,
Llena Él mi corazón.

IV
Al venir desdén Él es mi sostén,
Sustentado de Él yo voy,
No me encanta más el poder falaz,
Con Jesús saciado estoy.

233. UN DIA CRISTO VOLVERÁ



I
Un día Cristo volverá,
Al ascender lo prometió;
Del mismo modo volverá
Y su pueblo ha de ver al Rey Jesús.

CORO
Muy pronto, sí, Jesús vendrá,
Y alegre le verá su pueblo;
En vela todos debemos estar,
Para poderle mirar.

II
Los mensajeros del Señor,
Afirman que Jesús vendrá
Y el Espíritu de Dios,
Las promesas de la Biblia nos abrió.

III
¡Oh, gloria sin comparación,
Será mirar a nuestro Rey!
Su rostro hermosos brillará,
Eclipsando el fulgor del mismo sol.

IV
¡Oh, bienvenido Rey Jesús!
Tu iglesia ya esperando está
Y vana no será la fe,
Nuestra dicha es, Señor, que Tú vendrás.

234. ¡OH SI QUIERO VERLE!



I
Voy feliz al dulce hogar, por fe en Jesús
Y luchando por traer, almas a la luz;
Dardos encendidos mil vienen contra mí,
Mas yo sé que por fe, venceré aquí.

CORO
¡Oh, sí, quiero verle, ver al Salvador,
Quiero ver su rostro lleno de amor,
En aquel gran día yo he de cantar,
Ya paso todo afán, todo mi pesar.

II
En las olas del turbión Cristo guardará,
Mi barquilla guiará hasta el puerto allá;
Yo tranquilo puedo estar, mi piloto es Él,
Es mi Rey, tengo fe, sé que Él es fiel.

III
En servir al Salvador por los valles voy,
Donde muchas sombras hay, mas seguro estoy;
Muchos triunfos obtendré, nunca faltará,
Mi Jesús, es la luz, Él me sostendrá.

235. EN LA VIÑA DEL SEÑOR



I
Yo quiero trabajar por el Señor,
Confiando en su palabra y en su amor,
Quiero yo cantar y orar
Y ocupado siempre estar,
En la viña del Señor.

CORO
Trabajar y orar
En la viña, en la viña del Señor;
Sí, mi anhelo es orar
Y ocupado siempre estar,
En la viña del señor.

II
Yo quiero cada día trabajar
Y esclavos del pecado libertar;
Conducirlos a Jesús,
Nuestro guía, nuestra luz,
En la viña del Señor.

III
Yo quiero ser obrero de valor,
Confiando en el poder del Salvador.
El que quiera trabajar,
Hallará también lugar,
En la viña del Señor.

236. HAY UN PRECIOSO MANANTIAL



I
Hay un precioso manantial,
De sangre de Emmanuel,
Que purifica a cada cual,
Que se sumerge en él.

CORO
Sí, salvo soy, sí, salvo soy,
Sí, salvo soy, sí, salvo soy,
Por la sangre de Cristo, mi Señor,
Por la sangre de Cristo, mi Señor,
Por la sangre de Cristo, mi Señor,
La sangre de su cruz.

II
El malhechor se convirtió,
Pendiente de una cruz;
Él vio la fuente y se lavó,
Creyendo en Jesús.

III
Y yo también mi pobre ser,
Allá logré lavar;
La gloria de su gran poder,
Me gozo en ensalzar.

IV
¡Eterna fuente carmesí!
¡Raudal de puro amor!
Se lavará por siempre en Ti,
El pueblo del Señor.

237. ¡OH, BONDAD TAN INFINITA!



I
¡Oh, bondad tan infinita,
Hacia el mundo pecador,
Dios, en Cristo revelando
Su eternal y santo amor!

CORO
Es Jesús para mí,
La esperanza de salud,
Sólo en Él hallaré,
La divina plenitud.

II
Como el vasto firmamento,
Como el insondable mar,
Es la gracia salvadora,
Que Jesús al alma da.

III
Aunque fueren tus pecados,
Rojos como el carmesí;
En el río del Calvario,
Hay limpieza para ti.

238. EL ME SALVO



I
Estando en miserias y mal pertinaz,
Viviendo en pecado, sin Cristo, sin paz,
Clamé con angustia, pedí su perdón
Entonces Jesús me dio la salvación.

CORO
Del cieno inmundo me levantó,
En una roca me afirmó,
Un canto nuevo por fin me dio,
Un canto fiel: ¡aleluya!

II
En una gran roca Jesús me afirmó,
Mis débiles pasos así estableció,
Si fiel permanezco no habré de temer
Pues Él con su gracia me ha de sostener.

III
Me dio canto nuevo, celeste, sin par,
Sus notas alegres habré de cantar,
Mi alma rebosa de gozo y de amor,
Mis labios alabarán a mi Señor.

IV
Alabo su tierna bondad para mi,
Bendigo su sangre vertida por mi;
Diré por doquiera que Cristo Jesús,
Está listo a darnos de su tierna luz.

239. DILO A CRISTO



I
Cuando estés cansado y abatido,
Dilo a Cristo, dilo a Cristo;
Si te sientes débil confundido,
Dilo a Cristo el Señor.

CORO
Dilo a Cristo, dilo a Cristo,
Él es tu amigo más fiel;
No hay otro amigo como Cristo,
Dilo tan solo a Él.

II
Cuando estés de tentación cercado,
Mira a Cristo, mira a Cristo;
Cuando rujan huestes de pecado,
Mira a Cristo el Señor.

CORO: Mira a Cristo, mira a Cristo, etc.

III
Si se apartan otros de la senda,
Sigue a Cristo, sigue a Cristo;
Si acrecienta en torno la contienda,
Sigue a Cristo el Señor.

CORO: Sigue a Cristo, sigue a Cristo, etc.

IV
Cuando llegue la final jornada,
Fía en Cristo, fía en Cristo;
Te dará en el cielo franca entrada,
Fía en Cristo el Señor.

CORO: Fía a Cristo, fía en Cristo, etc.

240. POR LA SANGRE



I
Por el mundo brilla luz,
Desde que murió Jesús,
Por nosotros en la cruz
Del calvario;
Los pecados Él llevó,
De la culpa nos libro,
Con la sangre que manó
Del calvario.

CORO
Por la sangre, por la sangre
Somos redimidos, sí,
Por la sangre carmesí.
Por la sangre, por la sangre
Por la sangre de Jesús
Del calvario.

II
Antes todo fue temor
Mas ahora es amor,
Porque comprendí el valor
Del calvario.
Yo viví en perdición,
Hoy poseo salvación,
Por la grande redención
Del calvario.

III
¿Eres grande pecador?
¡He aquí tu salvador!
Tema del predicador:
El calvario.
Salvación a cada cual
Que padece por su mal;
Dios ofrece gracia tal
Por la sangre.

241. CRISTO ES MIO



I
El amor de Dios siento en mi corazón,
El amor de Dios, el amor de Dios;
Él me ha dado hoy también su salvación
¡Gloria a Cristo por su amor!

CORO
Cristo es mío, mío, ¡gloria sea a Él!,
Él me ha dado paz y felicidad,
Cristo es mío, mío, ¡gloria sea a Él!
Mío por la eternidad.

II
El ha puesto en mi alma una dulce paz,
Es la santa paz, es la paz de Dios;
Y al momento el me da la libertad,
Por que es mío en verdad.

III
Él me ha dado gozo y también amor,
Yo lo siento en mí, yo lo siento en mí;
Y a Él yo quiero siempre serle fiel
Y servirle solo a Él.

IV
Él me guarda siempre me sostiene fiel,
Porque soy de Él, por que soy de Él;
Quiero yo también ser muy brillante luz
Y alabar a mi Jesús.

242. EN LA CRUZ



I
Me hirió el pecado, fui a Jesús,
Mostréle mi dolor;
Perdido, errante, vi su luz,
Bendíjome en su amor.

CORO
En la cruz, en la cruz, do primero vi la luz
Y las manchas de mi alma yo lavé;
Fue allí por fe do vi a Jesús
Y siempre feliz con el seré.

II
Sobre una cruz mi buen Señor,
Su sangre derramó,
Por este pecador,
A quien así salvó.

III
Venció la muerte con poder
Y al cielo se exaltó;
Confiar en Él es mí placer,
Morir no temo yo.

IV
Aunque El se fue, solo no estoy,
Mandó al consolador,
Divino Espíritu, que hoy,
Me da perfecto amor.

243. ENTERA CONSAGRACION



I
Que mi vida entera este,
Consagrada a Ti Señor,
Que mis manos puedan guiar,
El impulso de tu amor.

CORO
Lávame en tu sangre Salvador,
Límpiame de toda mi maldad.
Traigo a Ti mi vida para ser Señor
Tuya por la eternidad.

II
Que mis pies tan sólo en pos,
De lo santo puedan ir
Y que a Ti Señor mi voz,
Se complazca en bendecir.

III
Que mi tiempo todo esté,
Consagrado atu loor,
Que mis labios al hablar,
Hablen sólo de tu amor.

IV
Toma ¡oh Dios! mi voluntad,
Hazla tuya nada más,
Toma si mi corazón,
Por tu trono lo tendrás.

V
Toma tú mi amor que hoy
A tus pies vengo a poner;
¡Toma todo lo que soy
Todo tuyo quiero ser!

244. HAY PODER EN JESUS



I
¿Quiere ser salvo de toda maldad?
Tan solo hay poder en mi Jesús.
¿Quieres vivir y gozar santidad?
Tan solo hay poder en Jesús.

CORO
Hay poder, poder, sin igual poder,
En Jesús quien murió;
Hay poder, poder, sin igual poder,
En la sangre que el vertió.

II
¿Quieres ser libre de orgullo y pasión?
Tan solo hay poder en mi Jesús.
¿Quieres vencer toda cruel tentación?
Tan solo hay poder en Jesús.

III
¿Quieres servir a tu Rey y Señor?
Tan solo hay poder en mi Jesús.
Ven, y ser salvo podrás en su amor,
Tan solo hay poder en Jesús.

245. EL CUIDARA DE MI



I
¿Cómo podré estar triste,
Cómo entre sombras ir,
Cómo sentirme solo,
Y en el dolor vivir?
Si Cristo es mi consuelo,
Mi Amigo siempre fiel,
Si aun las aves tienen
Seguro asilo en El,
Si aun las aves tienen
Seguro asilo en El.

Coro
¡Feliz cantando alegre,
Yo vivo siempre aquí!
Si El cuida de las aves,
Cuidará también de mí.

II
“Nunca te desalientes”
Oigo al Señor decir,
Y en su Palabra fiado
Hago al dolor huir.
A Cristo, paso a paso
Yo sigo sin cesar,
Y todas sus bondades
Me da sin limitar,
Y todas sus bondades
Me da sin limitar.

III
Siempre que soy tentado,
O que en la sombra estoy,
Más cerca de El, camino,
Y protegido voy.
Si en mí la fe desmaya,
Y caigo en la ansiedad,
Tan sólo El me levanta,
Me da seguridad,
Tan sólo El me levanta,
Me da seguridad.

246. JESUS ES MI REY SOBERANO



I
Jesús es mi Rey soberano,
Mi gozo es cantar su loor;
Es Rey, y me ve cual hermano,
Es Rey, y me imparte su amor.
Dejando su trono de gloria,
Me vino a sacar de la escoria.
Y yo soy feliz,
Y yo soy feliz por Él.

II
Jesús es mi Amigo anhelado,
Y en sombras o en luz siempre va;
Paciente y humilde a mi lado,
Y ayuda y socorro me da.
Por eso constante lo sigo,
Porque Él es mi Rey y mi Amigo,
Y yo soy feliz,
Y yo soy feliz por Él.

III
Señor, ¿qué pudiera yo darte
Por tanta bondad para mí?
¿Me basta servirte y amarte?
¿Es todo entregarme yo a Ti?
Entonces acepta mi vida,
Que a Ti sólo queda rendida,
Pues yo soy feliz,
Pues yo soy feliz por Ti.

247. LA MERCED DE NUESTRO PADRE



I
La merced de nuestro Padre,
Es un faro en su brillar,
Él nos cuida y nos protege
Con las luces de alta mar.

CORO
¡Mantened el faro ardiendo!
¡Arrojad su luz al mar!
Que si hay nautas pereciendo
Los podréis así salvar.

II
Reina noche de pecado,
Ruge airada negra mar,
Almas hay que van buscando
Esas luces de alta mar.

III
Ten tu lámpara encendida
Que en la tempestad habrá,
Algún náufrago perdido
Y tu luz le salvará.

248. CRISTO, NUESTRO TODO



I
Es Jesucristo mi todo, dulce es cantar su loor,
¡Oh cuán sublime e infinito es su divino amor!
Cuando me vio errabundo cual hijo pródigo,
vino a buscar y a salvarme, a su redil me llevó.

CORO
¡Cristo! ¡Cristo! Tú eres mi Salvador,
¡Cristo! ¡Cristo! Tuyo seré, Señor;
Te seguiré por doquiera, si Tú guiando vas,
Y al terminar mi carrera en gloria veré tu faz.

II
Cristo es el lirio del valle, la rosa es de Sarón,
Cristo el radiante lucero, la roca de salvación;
Él es la fuente de vida y gozo eternal,
Ya satisface mi alma con el maná celestial.

III
Cristo nació en un pesebre, la amarga copa bebió,
Cual inocente cordero, en el Calvario murió;
Resucitó de la tumba, y al cielo ascendió,
Mas pronto viene en su gloria, esta promesa nos dio.

249. EL ES MI FUERTE SALVADOR



I
Vagando yo en la oscuridad,
El Señor me buscó y me salvó;
Jesús me halló perdido en la maldad,
Con su sangre mi culpa borró.

CORO
Él es mi fuerte y gran salvador,
Es mi fuerte y gran Salvador;
Yo perdido fui, mas Cristo me salvó,
Él es mi fuerte y gran salvador.

II
En mi pecado y desesperación,
Su cruz me enseño el Señor;
Me hizo ver que aunque en perdición,
Me alcanzaba su gracia y amor.

III
Me gozo en esta grande salvación,
En gloria mi nombre ha de estar;
Del Santo Espíritu vino la unción,
Él por siempre me ha de guardar.

IVV Un día alegre Cristo volverá
Y con el a la gloria iré;
Y Transformado mi cuerpo será,
Cual el cuerpo de Cristo, mi Rey.

250. ¡OJALÁ FUERA HOY!



I
Viene otra vez nuestro Salvador,
¡Oh, qué si fuera hoy!
Para reinar con poder y amor,
¡Oh, qué si fuera hoy!
Ya por su esposa viene esta vez,
Purificada en su grande amor
Del mundo por la redondez,
¡Oh, qué si fuera hoy!

CORO
¡Gloria! ¡Gloria! gozo sin fin traerá,
¡Gloria! ¡Gloria! al coronarle Rey,
¡Gloria! ¡Gloria! la senda preparad,
¡Gloria! ¡Gloria! Cristo viene otra vez.

II
Terminará el poder de Satán,
¡Ojalá fuera hoy!
No más tristezas aquí verán,
¡Ojalá fuera hoy!
Todos los muertos en Cristo irán
Arrebatados por su Señor;
¿Cuándo estas glorias aquí vendrán?
¡Ojalá fuera hoy!

III
Fieles y leales nos debe hallar,
Si Él viniera hoy;
Todos velando con gozo y paz,
Si Él viniera hoy.
Multiplicadas señales hay,
En el oriente se ve el albor,
Ya más cercano el tiempo está,
¡Ojalá fuera hoy!

251. EL AMOR DE DIOS



I
¡Oh, amor de Dios! tu inmensidad
El hombre no podrá contar,
Ni concebir la gran verdad
Que Dios al mundo pudo amar.
Al primer par, de su hogar
Echados, compadeció;
Y les vistió, les perdonó,
Y un Redentor prometió.

CORO
¡Oh, amor de Dios! Brotando está,
Inmensurable, eternal;
Por las edades durará,
Inagotable raudal.

II
Si fuera tinta todo el mar,
Y todo el cielo un gran papel,
Y cada hombre un escritor,
Y cada hoja un pincel,
Nunca podrían describir
El gran amor de Dios
Que al hombre pudo redimir
De su pecado atroz.

III
y cuando el tiempo pasará,
Con cada reino mundanal,
Y cada trono caerá,
Con cada trama y plan carnal,
El gran amor del Redentor
Por siempre durará;
La gran canción de salvación
Su pueblo cantará.

252. AGRADECIMIENTO



I
Al meditar, Dios mío,
En las cosas que me has dado,
Mi corazón se inflama / turbado de emoción;
Pues no encuentro palabras
Con que expresar, mi Cristo,
El agradecimiento / de mi alma para Ti:

Cambiaste Tú mi vida,
Me diste esperanza,
Y desde aquel instante / mi alma recibió
Un gozo tan sublime,
Que al pasar de los años
Ha sido cual la fuente / de mi felicidad.

Coro
Agradecimiento / hay en mi corazón,
Canto de alegría / elevo con mi voz;
Muchas son las cosas / que mi Dios me ha dado,
Y en agradecimiento / le sirvo a mi Señor.

II
Las veces que las pruebas
Has puesto en mi camino,
En vez de ser derrota, / han sido bendición;
Pues ni por un momento
Tú me has dejado solo,
Y así tu santa mano / ha sido mi sostén.

Permite que mi vida
Yo ponga por servirte,
Que dentro de mi mente / presente siempre estén
Tus múltiples favores
Y tus misericordias
Que aun sin merecerlas / tuviste para mí.

253. SUMISION



I
La senda de la Cruz
Me ha acercado a Dios,
Aunque por penas ya pasé.
Andando con Jesús,
Viviendo en su luz,
Su gozo así alcanzaré.

Coro
No lo que quiera hacer, ni donde quiera ir;
Pues ¿quién soy yo, / que deba decidir?
Mi Padre escogerá / la senda que es mejor,
Y así feliz / yo puedo ir.

II
Las penas y el dolor
Llevarlos con amor,
Para alcanzar corona allá.
No temeré la cruz,
Así sufrió Jesús;
Murió por redimirme a mí.

III
Sumiso al querer
De Dios, es mi deber.
Me premiará con goces mil.
El mundo y el placer,
Todo puedo vencer
Con sólo someterme a El.

254. EL ALFARERO



El alfarero vio un vaso
Que se había roto / por el uso y el tiempo,
Y Él trató con mucha paciencia
De hacerlo otra vez...

Y yo era ese vaso
Que nadie creyó que servía;
Clamé: ¡Señor, yo soy barro y Tú eres el alfarero!
¡Moldéame como Tú quieras hoy!

Y Dios tomó los pedazos
De mi roto corazón,
Me hizo un vaso nuevo,
Y revivió mi alma otra vez.

255. QUE BUENO ES EL SEÑOR



Coro
¡Qué bueno es el Señor! ¡Tan bueno para mí,
Que no puedo entender su grande amor!
Su Espíritu me dio y libertado fui.
¡Tan bueno es para mí! No me he de quejar.

I
Hay días malos, momentos de dolor,
Hay días tristes y tiempos de aflicción;
Pero al mirar atrás no me puedo quejar,
Pues en lo malo y en lo bueno
Él me ha de ayudar.

II
Cuando hay problemas y dura tentación
Pregunto a mi Señor: ¿Qué pasa en mí?
Pues Él conoce bien, aun lo que yo no sé.
Le digo: ¡Gracias Dios! No me he de quejar.

256. SU GRACIA ES MAYOR



I
Su gracia es mayor si las cargas aumentan,
Su fuerza es mayor si la prueba es más cruel;
Si es grande la lucha, mayor es su gracia,
Si más son las penas, mayor es su paz.

Coro
Su amor no termina, su gracia no acaba,
Y un límite no hay al poder de Jesús;
Pues de sus inmensas riquezas en gloria
Abundan sus dones, abunda su amor.

II
Si nuestros recursos ya se han agotado,
Si fuerzas nos faltan para terminar,
Si a punto ya estamos de desanimarnos,
El tiempo ha llegado en que Dios obrará.

257. EL SEÑOR JESÚS ESTA LLAMANDO



I
El Señor Jesús está llamando:
¿Quién al campo a trabajar irá?
¿Quién irá buscando a los perdidos?
¿Quién la senda les enseñará?

Coro
Háblame, ¡Oh háblame!
“Heme aquí” responderé, Señor;
Háblame, te diré:
“Heme aquí, ¡Oh, envíame, Señor!”

II
Cuando el trozo de carbón ardiente
Al profeta fiel purificó,
Al oír la voz que le llamaba,
“Mándame, Señor” él respondió.

III
Hay millones que en pecado mueren;
Escuchad su llanto de dolor,
Acudid con tiempo a rescatarles;
¿Quién dirá: “Oh, envíame, Señor?”

IV
Pronto el tiempo de la siega pasa,
Pronto iremos al celeste Edén.
Ojalá que aquel solemne día
Cristo allí nos diga: “Hiciste bien”.

258. NADIE PUDO AMARME COMO CRISTO



I
Yo quisiera hablarte del amor de Cristo,
Pues en El hallé un amigo fuerte y fiel;
Por su gracia transformó mi vida entera,
Lo que en esta vida soy lo debo a El.

Coro
Nadie pudo amarme como Cristo,
Es incomparable su amistad;
Sólo El pudo redimirme del pecado,
Por su amor y su bondad.

II
Mi alma estaba llena de ayes y tristezas,
Llena estaba de miserias y dolor;
Con ternura Cristo me tendió su mano,
Y me guió por el sendero del amor.

III
Cada día viene a darme nuevo aliento,
A mi corazón infunde dulce paz;
No comprenderé por qué vino asalvarme,
Hasta que en el cielo pueda ver su faz.

259. ESCOGIDO FUI DE DIOS



I
Escogido fui de Dios en El Amado,
En lugares celestiales, su protección me dio.
Antes de la creación, el plan fue hecho
Por su Santa Voluntad.

Coro
Escondido en Cristo estoy,
Nadie me apartará;
Y las fuerzas de este mundo
No me podrán dañar.
Vivo y ando en esta vida con seguridad
Porque me escogió mi Dios.

II
Tengo un sello que el Espíritu me ha dado
Cuando mi confianza puse sólo en mi Salvador,
Sello que el Señor me dio de vida eterna.
Escogido fui de Dios.

III
Me escogió para alabanza de su gloria,
Y sentóme en las alturas con Cristo, mi Señor.
Grande fue la admiración al ver su gracia,
Cuando me escogió mi Dios.

260. ¡CUAN GRANDE ES EL!



I
Señor, mi Dios, al contemplar los cielos,
El firmamento y las estrellas mil;
Al oír tu voz en los potentes truenos
Y ver brillar el sol en su cenit...

Coro
Mi corazón entona esta canción:
¡Cuán grande es El, cuán grande es El!
Mi corazón entona esta canción:
¡Cuán grande es El, cuán grande es El!

II
Al recorrer los montes y los valles,
Y ver las bellas flores al pasar;
Al escuchar el canto de las aves,
Y el murmurar del claro manantial...

III
Cuando recuerdo del amor divino
Que desde el cielo al Salvador envió;
Aquel Jesús que por salvarme vino
Y en una cruz sufrió por mí y murió...

IV
Cuando el Señor me llame a su presencia,
Al dulce hogar, al cielo de esplendor,
Le adoraré, cantando la grandeza
De su poder y su infinito amor.

261. GRANDE ES TU FIDELIDAD



I
Oh, Dios eterno, tu misericordia
Ni una sombra de duda tendrá;
Tu compasión y bondad nunca fallan
Y por los siglos el mismo serás.

Coro
¡Oh, tu fidelidad! ¡Oh, tu fidelidad!
Cada momento la veo en mí
Nada me falta, pues todo provees,
!Grande, Señor, es tu fidelidad!
II
La noche oscura, el sol y la luna,
Las estaciones del año también,
Unen su canto cual fieles criaturas,
Porque eres bueno, por siempre eres fiel.

III
Tú me perdonas, me impartes el gozo,
Tierno me guías por sendas de paz;
Eres mi fuerza, mi fe, mi reposo,
Y por los siglos mi Padre serás.

262. ¡OH, QUE AMIGO!



I
¡Oh, qué amigo nos es Cristo!
Él llevó nuestro dolor,
Y nos manda que llevemos
Todo a Dios en oración.
¿Vive el hombre desprovisto
De paz, gozo y santo amor?
Esto es porque no llevamos
Todo a Dios en oración.

II
¿Vives débil y cargado
De cuidados y temor?
A Jesús, refugio eterno
Ddile todo en oración.
¿Te desprecias tu amigos?
Cuéntaselo en oración;
En sus brazos de amor tierno
Paz tendrá tu corazón.

III
Jesucristo en nuestro amigo,
De esto pruebas Él nos dio
Al sufrir el cruel castigo
Que el culpable mereció.
Y su pueblo redimido
Hallará seguridad
Fiando en este Amigo eterno
Y esperando en su bondad.

263. BRILLA EN TU LUGAR



I
Nunca esperes el momento, de una grande acción,
Ni que pueda lejos ir tu luz;
De la vida a los pequeños actos da atención,
Brilla en el sitio donde estés.

CORO
Brilla en el sitio donde estés,
Brilla en el sitio donde estés,
Puedes con tu luz algún perdido rescatar,
Brilla en el sitio donde estés.

II
Puedes en tu cielo alguna nube disipar,
Haz a un lado tu egoísmo cruel;
Aunque sólo un corazón pudieras consolar,
Brilla en el sitio donde estés.

III
Puede tu talento alguna cosa descubrir,
Do tu luz podrá resplandecer;
De tu mano el pan de vida puede aquí venir,
Brilla en el sitio donde estés.

264. EL APOSENTO ALTO



I
En un aposento alto,
Con unánime fervor,
Ciento veinte esperaban
La promesa del Señor.

CORO
Dios, manda tu gran poder,
Dios, manda tu gran poder,
Dios, manda tu gran poder,
A cada corazón.

II
Con estruendo de los cielos,
Descendió la gran virtud;
Todos fueron bautizados
Con el Santo Espíritu.

III
Este gran poder antiguo,
Es del fiel celeste don;
Prometido a los creyentes
De humilde corazón.

IV
Dios está restituyendo,
Este gran pentecostés,
Y el Espíritu sus dones
Nos reparte otra vez.

265. EN LA NUEVA JERUSALÉN



I
Cuando cesen los conflictos de la vida terrenal
Y dejemos este mundo de aflicción,
Entraremos por las puertas de la patria celestial
En la nueva Jerusalén.

CORO
Cantaremos con los santos la canción de redención,
En Jerusalén, en Jerusalén
Con acentos de alegría alabando al Salvador,
En la gran Jerusalén.

II
Aunque el mar embravecido y las olas del turbión,
Siempre agiten nuestra pobre embarcación,
Fiando en Cristo llegaremos a la playa celestial
De la nueva Jerusalén.

III
Consagremos nuestras vidas al servicio del Señor,
Siempre hablemos de su grande Salvación,
Si en su viña trabajamos nos espera galardón,
En la nueva Jerusalén.

IV
En aquel país hermoso do jamás se dice «adiós»
Gozaremos el descanso sin afán;
Cara a cara allá veremos a Jesús quien nos salvó,
En la nueva Jerusalén.

266. DULCE COMUNION



I
Dulce comunión la que gozo ya
En los brazos de mi salvador,
¡Qué gran bendición en su paz me da!
¡Oh! yo siento, en mi su tierno amor.

CORO
Libre, salvo,
De cuidados y temor.
Libre, salvo,
En los brazos de mi Salvador.

II
¡Cuán dulce es vivir, cuán dulce es gozar,
En los brazos de mi Salvador!
Allí quiero ir y con el morar
Diendo objeto de su tierno amor.

III
No hay que temer, ni que desconfiar,
En los brazos de mi Salvador.
Por su gran poder, el me guardará
De los lazos del engañador.

267. FIRMES Y ADELANTE



I
Firmes y adelante, huestes de la fe,
Sin temor alguno, que Jesús nos ve.
Jefe soberano, Cristo al frente va,
Y la regia enseña, tremolando está.

CORO
Firmes y adelante,
Huestes de la fe,
Sin temor alguno,
Que Jesús nos ve.

II
Al sagrado nombre de nuestro Adalid,
Tiembla el enemigo y huye de la lid.
Nuestra es la victoria, dad a Dios loor,
Y óigalo el averno lleno de pavor.

III
Muévese potente, la Iglesia de Dios;
De los ya gloriosos marchamos en pos;
Somos sólo un cuerpo, y uno es el Señor,
Una la esperanza, y uno nuestro amor.

IV
Tronos y coronas pueden perecer;
De Jesús la Iglesia fiel habrá de ser;
Nada en contra suya prevalecerá,
Porque la promesa, nunca faltará.

268. PECADOR, VEN A CRISTO JESÚS



I
Pecador ven a Cristo Jesús
Y feliz para siempre Serás,
Que si tu le quisieres tener,
Al divino Señor hallarás.

CORO
Ven a Él, ven a Él,
Que te espera tu buen Salvador,
Ven a Él, ven a Él,
Que te espera tu buen Salvador.

II
Si cual hijo que necio pecó,
Vas buscando a sus pies compasión,
Tierno Padre en Jesús hallarás
Y tendrás en sus brazos perdón.

III
Si enfermo, te sientes morir,
Él será tu Doctor celestial;
Y hallarás en su sangre también,
Medicina que cure tu mal.

IV
Ovejuela que huyó del redil,
¡He aquí tu benigno Señor!
Y en los hombros llevada serás,
De tan dulce y amante pastor.

269. SI YO LLEVO LAS NUEVAS



I
Si yo llevo las nuevas
A perdidos por doquier,
Con las manos vacías
No me presentaré;
Y no quiero descansar
Hasta que cumpla su voluntad,
Y terminar la obra que Él me encargó.

Coro
"Has terminado tu carrera,
Has guardado la fe":
Estas palabras quiero oír de mi Señor.
Cuando mi vida acabe aquí
Sólo te pido, mi Señor:
No me permitas
Dejar mi obra sin terminar.

II
Si yo llevo las Nuevas
A aquel hombre que va sin Dios
Galardón tendré por siempre allí;
Y no quiero descansar,
Sino hacer su voluntad;
Y mis manos vacías
Al cielo no irán.

270. NO PUEDE EL MUNDO SER MI HOGAR



No puede el mundo ser mi hogar,
No puede el mundo ser mi hogar;
En gloria tengo mi mansión;
No puede el mundo ser mi hogar.

I
Algunos quieren verme ir
Por el sendero de maldad;
Oír no puedo su llamar,
Pues voy a mi celeste hogar.

II
Oh, ven conmigo, pecador
Y sigue en pos del Salvador
¿Por qué no quieres tú buscar
La eterna Gloria más allá?

271. SOY BAUTIZADO COMO MANDA EL SALVADOR



I
Soy bautizado como manda el Salvador,
¡Qué grande gozo siento yo en mi corazón!
Ya mis pecados los borró mi Salvador;
Quiero llegar puro y limpio a su mansión.

Coro
Seguiré a mi Jesús,
Pues para mí lo del mundo se acabó;
Y ayudado de su luz
Proseguir en su Camino quiero yo.

II
¡Adiós, mundo ! Que hasta ayer estuve en ti,
Donde el pecado destruía mi vivir;
Yo siento gozo desde que me bauticé,
Y de volver a pecar... ¡mejor morir!

III
No miro más que el camino de la fe
Donde muy pocos han podido caminar:
Le pido a Dios que me guarde en su amor;
Quiero llegar puro y limpio a su mansión.

272. RENDIDO



I
Yo quiero estar ante Ti , mi Señor,
Dispuesto a escucharte, sumiso a tu voz,
A ir donde quieras, a hacer tu voluntad;
Yo quiero ante Ti rendido estar.

Coro
Rendido, rendido estoy ante Ti,
Yo quiero ponerme en tus manos, Señor;
Mis manos levanto en adoración:
Yo quiero rendirme en tus manos, Señor.

II
Nada de mí yo te puedo ofrecer:
Vengo ante Ti tal como soy;
No encuentro palabras para expresar
Lo que es sentirte cerca
Y tu voz escuchar.